23.6 C
Santa Fe
sábado 25 de septiembre de 2021

Europa lanzó su primera misión espacial a Mercurio

Foto: Clarin

Te puede interesar

La sonda BepiColombo busca entender el origen y evolución del planeta más cercano al Sol. Llegaría a destino en 2025.

 

Europa emprendió por primera vez una misión a Mercurio con el lanzamiento de la sonda BepiColombo, enviada conjuntamente con la agencia espacial japonesa, JAXA. El objetivo de la misión es entender el origen y evolución de ese planeta, el más pequeño y cercano al Sol.

El módulo de transferencia y los dos orbitadores científicos, uno europeo y otro japonés, cumplieron con el horario previsto y partieron el viernes a las 22.45 (misma hora que en la Argentina) del centro espacial de Kurú, en la Guayana Francesa

El despegue a bordo de un cohete Ariane 5 iluminó con fuerza la noche cerrada de ese departamento francés de ultramar, ubicado entre Surinam y Brasil, y concluyó la fase de lanzamiento 26 minutos y 47 segundos después, entre aplausos y expresiones de alivio por parte de los equipos.

“Esto no es más que el principio del viaje, pero ya es un gran día para la ESA, y no solo para ella”, afirmó su director general, el alemán Jan Woerner.

El cohete había sido trasladado a la plataforma de lanzamiento 30 horas antes. 120 técnicos “pilotaron” posteriormente la operación a distancia, en un búnker situado a 2,3 kilómetros, y totalmente protegido de eventuales accidentes.

Tras el lanzamiento de cuatro satélites Galileo en julio y del Aeolus en agosto, desarrollado para medir el viento en las capas de la atmósfera y contribuir a afinar las predicciones meteorológicas, BepiColombo es la tercera misión del año para la ESA.

En esta ocasión viaja hacia uno de los grandes enigmas de nuestro Sistema Solar. Solo dos naves, ambas estadounidenses, lo han visitado en el pasado: Mariner 10 lo sobrevoló y ofreció sus primeras fotografías de cerca entre 1974 y 1975, y Messenger lo sobrevoló en 2008 y 2009 y fue la primera en orbitarlo, entre 2011 y 2015.

El momento del despegue del cohete. (AFP)

El trabajo combinado de los dos orbitadores intentará confirmar la existencia de hielo y su procedencia, responder a por qué su campo magnético está a 400 kilómetros del centro del planeta, o determinar cómo se contrajo su interior, hasta provocar una reducción de 7 kilómetros de su radio.

BepiColombo toma el nombre del matemático e ingeniero italiano Giuseppe (Bepi) Colombo (1920-1984), que propuso a la NASA las trayectorias interplanetarias que permitirían a Mariner 10 sobrevolarlo, y ha costado 1.735 millones de euros, de los que la ESA, compuesta por 22 Estados, aporta 1.383.

Colocarse en la velocidad adecuada en su órbita sin ser engullido por la enorme fuerza de gravedad del Sol requiere un viaje indirecto de 9.000 millones de kilómetros, recorridos a lo largo de 7 años y dos meses, en los que sobrevolará una vez la Tierra, dos veces Venus y seis el propio Mercurio.

“Más que una misión, es una aventura. No hemos hecho esto nunca, pero hemos trabajado muy duro para hacerlo posible”, dijo el director de Ciencia de la ESA, Günther Hasinger.

BepiColombo, en órbita.

BepiColombo, de 6,40 metros de alto y 4,1 toneladas de peso, llegará a Mercurio en diciembre de 2025. Las labores de investigación in situ comenzarán en 2026, tras las cuales está previsto que los dos orbitadores se acaben estrellando contra la superficie del planeta más cercano al sol.

Las temperaturas en Mercurio oscilan entre los 180 grados bajo cero y los 430. (EFE)

El siguiente paso lógico en la exploración de ese planeta, en un futuro, sería aterrizar en él. Pero “no sé si es una buena idea debido a las temperaturas”, señaló Woerner. “La nave tiene que girar todo el rato para deshacerse del calor, pero si no puede hacerlo al estar en la superficie… Tal vez algún físico encuentre una solución”, añadió.

[comentarios]

Últimas noticias