Las autoridades activaron el protocolo de seguridad ante la amenaza. Finalmente se determinó una bolsa que una pasajera dejó olvidada en el ingreso a los sanitarios

 

Efectivos de la PSA acordonan la zona de manera preventiva

En el Aeroparque metropolitano de la ciudad de Buenos Aires se vivió otra jornada complicada: hubo demoras, cancelaciones y a eso se le sumó un momento de zozobra para quienes estaban en la terminal aérea.

Un paquete sospechoso obligó a activar el protocolo de seguridad, que incluye el desalojo del espacio ante la posibilidad de que se tratara de un artefacto explosivo.

Los antecedentes de lo que ocurrió durante los últimos días, con la detonación en el cementerio de Recoleta y el posterior ataque a la casa del juez Claudio Bonadio, provocó que se extremen las medidas de precaución.

Luego de que personal de la PSA acordonara la zona, personal del comando anti explosivos continuó con identificación del paquete. Finalmente se determinó que era una bolsa que olvidó una pasajera en el ingreso a los sanitarios.

(Marcelo Dell Isola)

(Marcelo Dell Isola)

La mañana comenzó con problemas por demoras y cancelaciones provocadas por un reclamo gremial. Sin embargo el foco de la noticia cambió por completo alrededor de las 11 por la amenaza y en pocos minutos el Aeroparque quedó vacío.