23.3 C
Santa Fe
sábado 23 de octubre de 2021

La provincia realizó el cierre del año del programa Nueva Oportunidad

Foto: Prensa GSF

Te puede interesar

Asistieron más de 200 jóvenes y trabajadores que participan de capacitaciones en oficio en más de 30 barrios.

El programa Nueva Oportunidad, del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, realizó el cierre de año con la participación de más de 200 trabajadores y jóvenes que participan de capacitaciones en oficio en más de 30 barrios de la ciudad de Santa Fe.

El encuentro se desarrolló el jueves, en la sala Cervantes de ATE Casa España y estuvo destinado a trabajadores que se desempeñan como capacitadores territoriales y referentes barriales en el marco del programa. Estuvo presente el cineasta y poeta César González.

La jornada pretendió constituirse en un espacio propicio para repensar el sentido de las prácticas docentes, profesionales y territoriales; y poner en tensión, problematizar, enriquecer y fortalecer el rol de los trabajadores y los modos de intervención con los jóvenes del programa.

En tanto, el viernes en El Alero de barrio Coronel Dorrego, se realizó un intercambio de experiencias y una puesta en común sobre temas de actualidad y de interés para los jóvenes que participan del Nueva Oportunidad.

El subsecretario de Coordinación del Plan Abre, Mariano Granato, expresó que “el Nueva Oportunidad es una respuesta del Estado a una realidad concreta, que es la situación de miles de jóvenes en las grandes ciudades de la provincia que están excluidos del sistema”.

“Son más de 2600 jóvenes en la ciudad y 12.000 en toda la provincia que participan de esta iniciativa; jóvenes que estaban por fuera del sistema, que no encuentran un vínculo con el mercado laboral pero que existen, que tienen dificultades y el gobierno provincial decidió ir a buscarlos y hacerles una propuesta que consiste en una capacitaron en oficios”.

“El corazón del programa es el tercer tiempo, que es un espacio de reflexión sobre la vida de cada uno y de la posibilidad de construir un proyecto de vida también. Hoy es el último encuentro del año y estamos intercambiando experiencias con Cesar González, que viene de una historia de vida parecida a la de los jóvenes con los que trabajamos”, expresó Granato.

Además indicó que “González compartió su experiencia, la experiencia de haberse transformado, de haber podido construir un proyecto de vida y poner en discusión cómo funciona la sociedad para poder transformarla”.

“El año 2018 fue intenso y dio sus frutos. Tuvo que ver con incorporar a las organizaciones sociales a este trabajo en un vínculo de igual a igual, discutiendo estrategias de manera conjunta y poniéndolas como aliadas estratégicas del Estado”, concluyó Granato.

ACOMPAÑAMIENTO DEL ESTADO

César González manifestó que “la idea era compartir mi experiencia a nivel biográfico y laboral, y exponer algunas reflexiones sobre distintos temas; generar un ida y vuelta y escuchar lo que tienen para decir los chicos”.

“Mi primer cortometraje fue a los 19 años. Adentro de la cárcel escribí mi primer guion e hice mi primer corto, y para eso necesité ayuda. Hubo personas que me ayudaron a creer que yo podía pero no se trata solo de querer: entre el querer y el poder hay un abismo, hay una sociedad, hay un montón de pruebas que tenes que pasar. No es sólo querer alcanzarlas; si no hay un acompañamiento material y concreto del Estado, no existe”, expresó.

“Conozco a muchos pibes que quisieron con todo su corazón salir adelante, tener un techo, un trabajado digno y no pudieron, hoy están muertos… no se trata de querés nomás”.

Y finalizó: “Celebro éste tipo de iniciativas, celebro cuando hay un Estado que invierte y pone los recursos necesarios para llevar herramientas a los lugares más olvidados de la sociedad. No solamente el discurso, sino cosas concretas como este lugar”, en referencia a El Alero, “donde se nota una inversión muy grande, con distintos espacios para actividades muy diferentes. Esto es para valorar y para intentar que se replique en otros lados también”.

NUEVA OPORTUNIDAD

El programa propone un abordaje integral de jóvenes en situación de alta vulnerabilidad social, a quienes se los acompaña en un trayecto pedagógico de capacitación y fortalecimiento de vínculos sociales, con herramientas concretas para que puedan construir un proyecto de vida.

La iniciativa ofrece cursos para la formación en oficios destinados a jóvenes de entre 14 y 30 años que no estudian ni trabajan.

El Nueva Oportunidad comenzó con una experiencia en Rosario, la cual tuvo un buen resultado, lo que valió que se replicara a nivel provincial. Actualmente, 12.000 jóvenes de toda la provincia participan del programa. Durante el período que dura la capacitación perciben una beca mensual, además de acompañamiento e inclusión.

EN LA CIUDAD DE SANTA FE

En el caso particular de la ciudad de Santa Fe, comenzó con 400 jóvenes en el 2016 y actualmente cuenta con 2600.

En la actualidad hay 100 grupos capacitándose, pertenecientes a 32 barrios de la capital provincial. Las ofertas de formación van desde los oficios más tradicionales como herrería, carpintería, construcción, gastronomía hasta otras disciplinas relacionadas con el arte y las nuevas tecnologías de la información y comunicación como murga, radio y teatro.

Los barrios en los que funciona el Nueva Oportunidad en la ciudad de Santa Fe son Alto Verde, Colastiné, Loyola Sur, Santa Rosa de Lima, La Ranita, Villa Teresa, Barranquitas, Barranquitas Sur, Las Lomas, La Guardia, San Martín, Villa del Parque, Acería, Dorrego, Las Delicias, Chalet, San Agustín , San Agustín II, Vecinal Juventud del Norte, Yapeyú, Cabal, Colastiné Sur, Abasto, El Pozo, Centenario, Los Troncos, Los Hornos, Altos de Noguera, Villa Hipódromo y Loyola Norte.

[comentarios]

Últimas noticias