Dos sujetos a bordo de una moto le dispararon a quemarropa a un joven en barrio Guadalupe.

Alrededor de las 2 de la madrugada de este domingo, dos sujetos a bordo de una moto pasaron por inmediaciones de calle Alberdi al 8.800 y le dispararon a un joven de 22 años. De inmediato, por el impacto de la bala en su cabeza, cayó tendido al piso todo ensangrentado.

La bala le perforó el lado derecho de su cabeza y su estado desde ese momento fue irreversible.

Quienes escucharon el disparo salieron a ver y llamaron a los servicios de emergencias. Una vez en el lugar, la ambulancia trasladó de inmediato a Maximiliano Espíndola hacia el hospital Mira y López. Una vez estabilizado, los médicos decidieron su traslado al hospital Dr. José María Cullen. Fue en el nosocomio de urgencias donde le diagnosticaron muerte cerebral.

Mientras su estado era irreversible, desde el hecho, la policía trabaja en el lugar intentando dar con los autores del disparo.

Herido fuera de peligro
Cerca de las 21 hs de este sábado, un joven de 25 años ingresó al hospital Dr. José María Cullen con una herida de arma de fuego en su abdomen. La víctima había sido baleado en inmediaciones de calle Estrada y Moreno, en el oeste de la ciudad.

Tras ser atendido, los médicos diagnosticaron que su vida no corre peligro.