22.6 C
Santa Fe
domingo 26 de septiembre de 2021

Rafaela: una fuerte tormenta causó anegamientos y daños leves

Foto: La Opinión

Te puede interesar

El alerta a corto plazo emitido por el Servicio Meteorológico Nacional en plena tarde se cumplió: cayeron más de 50 milímetros en treinta minutos, y las calles colapsaron.

Hubo caos en el tránsito y arterias que debieron ser cortadas. El Municipio registró unos 20 pedidos de bolsas de arena en viviendas y algunos en sedes vecinales. Más tarde, otro chaparrón acentuó los problemas.

Las condiciones climáticas del fin de semana hacían prever que una tormenta era hasta inevitable. Incluso con las características que finalmente tuvo.

Durante la jornada del sábado, aunque algunas nubes por momento atenuaron su intensidad, el sol se hizo sentir en nuestra ciudad. La temperatura no fue precisamente muy alta pero sí la sensación térmica, cercana a los 34 grados.

Ya para ese entonces el Servicio Meteorológico Nacional comenzaba a advertir por probables tormentas fuertes con abundante caída de agua para Rafaela para el domingo.
Sin embargo el calor no solo continuó sino que se acentuó. Un fugaz chaparrón matinal elevó ayer la térmica, que también fue muy alta, haciendo que el clima por la tarde se muestre tan “denso” como preocupante. Nubes negras coparon paulatinamente el cielo, y las primeras gotas empezaron a caer cerca de las 16.

Pero lo más severo llegó una hora y media más tarde: cerca de las 17:30 se desató un fuerte temporal de lluvia y viento, que se extendió durante treinta minutos y dejó más de 50 milímetros caídos durante ese lapso. Para fortuna de muchos, no hubo caída de piedras más allá de unas pocas y de muy pequeño tamaño que irrumpieron en algunos sectores del ejido urbano.

La ecuación era simple: mucha agua en poco tiempo, sin importar cuán efectivo sea el sistema de desagües, en cualquier ciudad equivale a calles anegadas. Rafaela no fue la excepción.

En todos los barrios el agua colapsó las arterias y llegó hasta las veredas, generando problemas de diversa magnitud: desde los motores de algunos autos que se pararon, ciudadanos desprevenidos que se toparon con la tormenta sin lugar para guarecerse y hasta una veintena de rafaelinos que debieron recurrir al Municipio para solicitar bolsas de arena para evitar comprometer la situación de sus viviendas. Algo similar sucedió en las sedes vecinales de Fátima, Villa Podio y Villa del Parque.

Cuando la precipitación mermó, personal de Protección Vial y Comunitaria y de la Guardia Urbana (cuyo centro aglutina todos los pedidos -ver aparte-) comenzó un recorrido por toda la localidad. Se debieron cortar algunas calles en barrios 30 de Octubre y 9 de Julio, además de desobstruir bocas de tormenta para permitir un mejor escurrimiento.

La vehemencia del viento también causó daños: varias ramas cayeron de manera esporádica en la ciudad, y hasta un par de árboles debieron ser cortados y quitados de plena calle por agentes de la Secretaría de Servicios y Espacios Públicos del Estado local.

Más tarde, casi entrada la noche, la lluvia siguió siendo protagonista aunque lejos de la intensidad con que azotó a Rafaela y zona unas horas antes.

Para hoy

El Servicio Meteorológico Nacional anuncia para la mañana de este lunes cielo nublado o parcialmente nublado con probabilidad de más lluvias y tormentas, algunas intensas. También prevé algunos mejoramientos temporarios, con vientos leves o moderados del noreste, cambiando al sector sur.

Para la tarde/noche, en tanto, el organismo pronostica condiciones muy similares, manteniéndose las chances de que precipite sobre la ciudad, con vientos leves del sector sur, rotando al este.

[comentarios]

Últimas noticias