En la jornada del viernes, personal policial detuvo al último hombre buscado en el marco de una causa por el delito de hurto y extorsión a una señora, ocurrido el pasado 10 de febrero.

Luego de arduas tareas investigativas se determinó que uno de los autores del hecho pertenecía al entorno familiar de la víctima. Se trata de F.A.C. de 43 años, personal policial de la Unidad Regional I. Los efectivos policiales lo detuvieron el pasado miércoles 13 de febrero en su lugar de trabajo.

Continuando con la investigación, este viernes, personal policial de la PDI detuvo a J.J.M., de 59 años, en la estación de servicio ubicada en Av. Gral Paz y Pje. Koch. Además se le secuestró desde su vivienda, dinero en efectivo, un teléfono celular y varias escrituras a mano alzada, similares a las recibidas por la víctima.

Gracias a la labor policial la extorsión no llegó a concretarse. El sobrino de la víctima confesó la autoría del hecho y el lugar donde se encontraba el can, que ya fue devuelto a su dueña.

Intervino la Dra María De Los Milagros Parodi quien dispuso la detención e identificación en la causa, de ambos detenidos.

El caso

El día lunes 11 de febrero una señora denunció en la sede de la PDI que en horas de la tarde del día anterior, domingo 10, se ausentó de su domicilio de calle Mitre 3900 para ir a misa, y al regresar observó que la puerta estaba abierta, sin signos de violencia y todas las luces encendidas. Le habían sustraído un teléfono, dinero en efectivo y su perro. Asimismo, encontró, sobre la mesa del comedor unas hojas con amenazas, formadas en parte con letras y palabras recortadas, en las que le exigían dinero a cambio de no matar al perro.

En ese contexto, el martes 12 la mujer recibió un llamado extorsivo indicando que debía dejar una importante suma de dinero en un cesto en la “Plaza de las Banderas” y sino lo hacía matarían a la mujer y a su mascota. Por este motivo, se montó un operativo encubierto con vehículos no identificables y personal de civil apostados en la zona, en procura de los responsables del ilícito, pero los mismo no se presentaron. Por ello, continuaron con la investigación hasta dar con el autor.