Así lo sostuvo el procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, al referirse al caso de la mediática.

El Procurador General de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, consideró este lunes que existen fuertes indicios de que la muerte de la modelo Natacha Jaitt “se produjo por causas naturales”, aunque aseguró que tanta “evidencia lineal” hacia esa línea investigativa genera “ciertas sospechas” entre los fiscales.

“Hay algunos aspectos que son muy lineales hacia la muerte natural, excesivamente lineales, como por ejemplo la existencia de cámaras funcionando en ciertos lugares, perfiladas hacia el lugar donde se habría producido el deceso”, explicó el jefe de todos los fiscales de la provincia de Buenos Aires en declaraciones a Radio La Red.

Conte Grand agregó que esos aspectos “determinan extremadamente evidente que esta muerte se produjo por causas naturales”, aunque explicó que “a veces estos casos suelen ser así, porque son lineales y a veces este carácter evidente genera ciertas sospechas en los investigadores”.

Finalmente, insistió en que “en causas normales, uno podría imaginar que va hacia el cierre de la investigación por tratarse de una muerte natural, pero estos aspectos de esta manifiesta evidencia transforman la investigación en algo sospechoso”.