Las cuadrillas de la empresa tuvieron que recuperar la mitad de los distribuidores del Gran Santa Fe y todavía atienden reclamos domiciliarios en zonas puntuales.

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) continúa con las tareas de normalización del servicio, como consecuencia de los destrozos sufridos en gran parte de la infraestructura eléctrica, tras el fuerte temporal del lunes pasado, en la que se registraron vientos superiores a los 150 kilómetros por hora.

En Santa Fe y alrededores, más de 260 agentes ejecutaron trabajos durante toda la semana. A las tareas se sumó personal de las localidades de Cañada de Gómez, Rosario, Reconquista, Calchaquí, Cañada de Ombú y San Justo, con el objetivo de reforzar, acelerar y contribuir con la reposición del servicio, priorizando usuarios electrodendientes.

De los 115.000 usuarios sin servicio, que incluía el 80% en la ciudad de Santo Tomé, en el pico de la tormenta, las cuadrillas de la EPE, en forma progresiva, pudieron reponer antes de los estipulado la energía eléctrica gracias a la colaboración del personal de diversas sucursales y agencias. Además, los 80 distribuidores afectados (de un total 160) se normalizaron por lo que la red de media tensión pudo restituirse sin mayores inconvenientes, en las 48 horas posteriores a la tormenta. Lógicamente. Luego hubo que seguir por la gran cantidad de daños que generó la tormenta en la red de baja tensión, que provocó cientos de reclamos domiciliarios puntuales por falta de servicio en los que se sigue trabajando.

Las pérdidas ocasionadas por el histórico temporal, que supera los daños de la recordada tormenta de febrero de 2016 en la que cayeran más de 2.000 árboles, alcanzan los $ 160 millones, según una estimación de la EPE, que sigue trabajando para reponer y normalizar el servicio en toda la zona luego de la tormenta del jueves por la noche que nuevamente complicó las tareas en la región.

“El panorama del desastre fue mejorando progresivamente, es real que se ha ganado mucho tiempo con los recursos humanos dispuestos a las tareas de reparación, pero para restablecer la infraestructura a su estado original será determinante el factor tiempo más allá de la inversión”, explicaron desde la empresa.

La Secretaria de Energía de la provincia, Verónica Geese, aseguró que la red de media tensión respondió a el desastre con una rapidez considerable. “Desearíamos poder contar con una estructura que permita resolver este tipo de desastres, pero resulta casi imposible estimar un temporal de la magnitud del que vivimos los santafesinos. Hay que tener en cuenta que fue un fenómeno inédito en la historia de la red de distribución del Gran Santa Fe. Durante los trabajos más allá de las pérdidas materiales, nos encontramos con la desdicha del daño físico de algunos de nuestros trabajadores”, aseguró la funcionaria.

Geese también criticó a la Municipalidad. “Constatamos con Defensa Civil que el municipio no tiene un plan de contingencia para el arbolado, ni un plan de poda o control de especies. Considero fundamental que todas las instituciones estatales debemos poner en agenda el tema del cambio climático y la sustentabilidad, estas es una señal más del camino que debemos seguir promoviendo”, planteó la Secretaria de Energía.

Para evitar accidentes por electrocución, se solicita a la población que no manipule cables cortados e informe sobre situaciones particulares del servicio. Las vías de comunicación habituales son: 0800 777 444, sms al 22215 con la palabra LUZ (espacio) número de usuario o a través de la Oficina Virtual en el portal oficial www.epe.santafe.gov.ar.