Ocurrió dos kilómetros antes de llegar a la terminal de Bahía Blanca. El hombre, de 27 años, fue obligado a bajar el vehículo mientras protestaba.
“Tanto lío por una tocadita”, se quejó un hombre que había manoseado a una pasajera de un colectivo de larga distancia de la empresa El Valle que viajaba a Bahía Blanca. La mujer, de unos 40 años, avisó al chofer, quien dio aviso a la policía. El abusador fue obligado a dejar el vehículo.

Ocurrió a unos dos kilómetros y medio de la terminal de Bahía Blanca, cuando la mujer, que venía durmiendo, notó que José Aníbal Gutiérrez (27), vendedor ambulante neuquino, la estaba tocando y dio aviso al chofer del colectivo que se comunicó con el 911.

“La mujer, que estaba durmiendo en uno de los asientos situados en la planta alta del micro denunció que en un momento dado sintió que un pasajero le estaba tocando sus partes íntimas”, dijeron fuentes policiales.

El colectivo fue interceptado por la policía este martes alrededor de las 7 de la mañana sobre el kilómetro 695 de la Ruta Nacional 3. “Mencionaba que era una tontería porque solamente se trató de un simple manoseo”, comentaron los efectivos.

“Personal del Comando de Patrulla lo hizo bajar del micro, no opuso resistencia. Mencionaba que era una tontería porque solamente se trató de un simple manoseo. ‘Tanto quilombo por una tocada’, fue lo que dijo este sujeto que no tendría antecedentes en la provincia”, dijo el comisario Gustavo Ceballos a La Brújula 24.​