El abusador pasará, al menos, 15 años en prisión, aunque la condena se conocerá en los próximos días.


Por unanimidad, un jurado popular halló culpable al hombre acusado de haber abusado y violado durante cuatro años a la hija de su pareja en Zapala. El aberrante caso salió a la luz cuando la nena, de 12 años, quedó embarazada producto de las violaciones y accedió a un aborto no punible en el hospital de esa localidad.

El juicio había comenzado el miércoles y terminó este viernes al mediodía con la decisión del jurado, siendo el primer proceso bajo esta modalidad en lo que va del 2019.

El hombre fue hallado culpable de los delitos de abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente en modalidad continuada y abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia, también en modalidad continuada.

El calvario que vivió la niña comenzó en 2014 y se prolongó hasta 2018, cuando quedó embarazada producto de una de las violaciones. Una de las pruebas más contundentes fue la pericia de ADN que confirmó la paternidad del acusado.

Ahora se deberá determinar la pena a cumplir, que será superior a los 15 años por el tipo de delito.