30 C
Santa Fe
domingo 5 de diciembre de 2021

Preventiva para Francisco Lascurain

Archivo

Te puede interesar

Así lo resolvió la jueza Rosana Carrara a raíz de un acuerdo entre la Fiscalía y los abogados defensores. También dispuso que el imputado sea evaluado médica y psiquiátricamente y autorizó a las partes a presentar delegados técnicos para la pericia. Los padres de la víctima se presentaron como querellantes. El fiscal que investiga el caso es Daniel Filippi.


Un hombre de 37 años cuyas iniciales son FL quedó en prisión preventiva en el marco de la investigación que dirige el fiscal Daniel Filippi por el homicidio de un menor de edad en un siniestro vial ocurrido en inmediaciones de calle Ángel Cassanello al 2.200 de la ciudad de Santa Fe. La medida cautelar fue acordada por el fiscal del MPA y por los abogados defensores del imputado, y ordenada por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Rosana Carrara.

El pasado miércoles, Filippi imputó a FL como autor del delito de homicidio simple con dolo eventual. Asimismo, realizó una atribución alternativa en la que imputó a FL como autor del delito de homicidio culposo ocasionado por la conducción imprudente e inexperta de un vehículo automotor agravado por haberse dado a la fuga, por no intentar socorrer a las víctimas, por conducir en exceso de velocidad de más de 30 kilómetros por hora por encima de la máxima permitida y por actuar con culpa temeraria.

Peligros procesales

Luego de la audiencia de hoy, el fiscal Filippi sostuvo que “hay peligros procesales concretos” y por ello valoró la imposición de la prisión preventiva al imputado. En tal sentido, indicó que “ante la alta pena en expectativa que le puede corresponder al hombre investigado, hay un peligro de fuga latente, lo que frustraría la pretensión punitiva”.

Filippi también valoró que se hayan presentado testigos de lo ocurrido. “Hoy se presentaron 14 personas en la Fiscalía, quienes nos brindaron sus testimonios, los cuales son sumamente valiosos para la investigación”.

A raíz de una consulta periodística, el fiscal informó que “el ingeniero mecánico que realizó la pericia dictaminó que el imputado circulaba a una velocidad de entre 85 y 95 kilómetros por hora”. Asimismo, confirmó que el imputado tiene licencia de conducir habilitante.

Delegados técnicos

Además de la prisión preventiva, la jueza Carrara resolvió “dar intervención al efector público que corresponda para que reciba tratamiento psiquiátrico y/o psicológico a los fines de asegurar la integridad física y psíquica del imputado”. La magistrada también dispuso “la evaluación médica y psiquiátrica con la realización de todos los estudios psiquiátricos-psicológicos y neurológicos para determinar si padece un trastorno en la esfera psíquica”.

Por otra parte, y a raíz del pedido formulado por la Fiscalía y la querella, la magistrada resolvió que la pericia sea realizada por la Junta de Salud Mental y autorizó a las partes “a que presenten delegado técnico y formulen puntos de pericia”.

El hecho

El delito que investiga Filippi fue cometido el pasado lunes 13 a las 20:30. “El imputado circulaba al mando de su automóvil por calle Ángel Cassanello cuando, al pasar la intersección con calle Belgrano impactó desde atrás a un automóvil que circulaba en la misma dirección”, manifestó el fiscal del MPA.

“FL circulaba aproximadamente a 90 kilómetros por hora mientras que el vehículo impactado había disminuido la velocidad para pasar por un reductor de velocidad. En el automóvil que recibió el impacto viajaban un matrimonio con su hijo de 11 años, quien lamentablemente resultó gravemente lesionado y falleció horas después en el Hospital de Niños Orlando Alassia”, detalló Filippi.

El funcionario del MPA explicó que “a su vez, el vehículo en el que viajaba la víctima con sus padres, fue desplazado aproximadamente 50 metros e impactó a otro automóvil que también circulaba en la misma dirección”.

“Luego del siniestro, el imputado se dio a la fuga a pie sin brindar auxilio a las víctimas, teniendo en cuenta que esa calle tiene gran afluencia de vehículos, es un barrio muy poblado y está en una zona donde hay una escuela y una institución deportiva”, relató el fiscal Filippi. En este sentido, destacó que “FL desarrolló su conducta sabiendo el peligro que representaba su accionar para la vida y la salud de las personas”.

Querellantes

Walter Sueldo y Gisela Colman, padre y madre de la víctima, respectivamente, se constituyeron como querellantes en el proceso. En la audiencia llevada a cabo hoy, pidieron ser escuchados por la jueza Carrara, lo cual ocurrió antes de que se tratara la medida cautelar.

Los querellantes son representados por el abogado particular Leandro Corti.

[comentarios]

Últimas noticias