El procedimiento tuvo lugar en un estudio jurídico. 

Este jueves, personal del departamento Operativo de la Policía de Investigaciones realizó allanamientos en un estudio jurídico de la ciudad de Santo Tomé, en el marco de una causa de supuesta extorsión. La investigación se inició debido a una denuncia por robo y los procedimientos derivaron en un supuesto caso de extorsión que vincularía a un conocido abogado local.

En el lugar se secuestró el teléfono celular del principal investigado, un arma calibre 14 y un arma calibre 20, que no contaban con la documentación correspondiente.

Interviene en la causa la fiscal María Laura Urquiza.