La poca visibilidad de la mañana frenó el movimiento de los aviones en la aeroterminal rosarina. Hay algunos pasajeros que esperan volar desde el sábado.

 

La niebla de los últimos días complicó las actividades del aeropuerto Internacional Islas Malvinas, sobre todo esta mañana. La poca visibilidad de este lunes obligó a cancelar aterrizajes y despegues. Hay algunos pasajeros que esperan volar desde el sábado. Recomiendan a los pasajeros chequear con las aerolíneas.

Según informó el periodista Juan Cruz Funes de El Tres, en el aeropuerto de Fisherton hay más de 300 personas que esperan por un vuelo; algunos desde hace 48 horas.

Algunos vuelo ya fueron reprogramados, como el de las 23 a Panamá que saldría a las 13.40. Pero otros destinos no pudieron ser reprogramados todavía, por eso se insiste en que se verifique el estado de los vuelos con cada aerolínea.

Por otro lado, una protesta sorpresiva de trabajadores de Aerolíneas Argentinas en Buenos Aires sumaba más demora y tensión.