La pequeña se encuentra internada con pronóstico reservado en el Hospital Víctor J. Vilela. Su padre fue arrestado y será llevado a audiencia imputativa. Intervino la policía, el Ministerio Público de la Acusación y la Dirección de Niñez-

Una nena de dos años ingresó este viernes por la tarde al Hospital de Niños Víctor J. Vilela con diversas lesiones compatibles con maltrato infantil. Se encuentra internada con pronóstico reservado. Intervino el Ministerio Público de la Acusación, la policía y la Dirección de Niñez, quien notificó a los padres que tienen suspendida la responsabilidad parental de su hija. El papá fue detenido y será llevado a audiencia imputativa.

Según informaron desde Fiscalía, la pequeña fue derivada al Vilela desde el Hospital de Niños Zona Norte, donde fue internada el pasado jueves por diversas lesiones. Personal médico revisó a la chiquita y detectó lesiones por las que dio aviso a la Policía.

La fiscal de Flagrancia Gabriela Bassagaisteguy ordenó a la policía se presente en la vivienda de la familia para resguardar la integridad física de otros dos menores de edad. También solicitó la historia médica de la niña en los mencionados hospitales, toma de testimonios y otras medidas que se encuentran en reserva.

Más tarde, autoridades policiales en conjunto con el gabinete de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, notificaron en el Vilela a los padres que quedó suspendida la responsabilidad parental sobre su hija. Además, tienen prohibición de contacto y de acercamiento por un radio de 200 metros. La menor quedó al cuidado de la Dirección de Niñez.

El padre fue detenido este sábado. Será llevado a una audiencia imputativa que, en principio, podría realizarse el próximo lunes.