Una mujer denunció que se despertó y halló muerto a su marido debajo de la cama. 

Al llegar al domicilio, sito en Campbell al 100, efectivos policiales habrían hallado el cádaver del hombre envuelto en una sábana y cubierto de tierra, debajo de la cama. El cuerpo (que en principio se trataría de Ezequiel G., de 30 años) presentaría múltiples heridas y estiman que llevaría tres días sin vida.

En tanto, la denunciante manifestó no recordar “nada” y se encuentra detenida.