El problema surge con la fecha de corte de contratos.

En un nuevo encuentro entre representantes del gobierno provincial, y de los gremios ATE y UPCN, no se llegó a un acuerdo por las discusiones que se vienen manteniento por el pase a planta del personal contratado.

Mientras el gobierno presentó un informes sobre los contratados hasta el 31 de diciembre de 2017, los sindicatos insisten en que se debe tener en cuenta incluso a quienes ingresaron a prestar tareas en distintos estamentos del Estado a partir de aquella fecha.

Tal como se comprometió en la reunión anterior, el Poder Ejecutivo presentó un primer informe con trabajadores contratados/as al 31 de diciembre de 2017, con contratos vigentes y con continuidad a la fecha.

Sin embargo, tanto ATE como UPCN se manifestaron en desacuerdo con dicho corte y plantearon que se deben incluir todos aquellos contratados/as en esa condición hasta agosto de 2018, de modo que se respete el año de antigüedad.

Además, los sindicatos exigieron que se contemplen todas las modalidades que vinculan a estos trabajadores con el Estado provincial. La reunión pasó a un cuarto intermedio para el próximo 3 de septiembre con el propósito de avanzar en regularizar esta situación.

Formaron parte de la reunión los miembros del CDP ATE Santa Fe Marcelo Delfor, Sergio Tirelli y Patricia Rudel, y referentes de UPCN, mientras que por Ejecutivo el secretario de Recursos Humanos y Función Pública, Federico Crisales, y funcionarios del área.

En reuniones anteriores, se habló de un total de 1.500 contratados que aguardan una definición.

En mayo último, los gremios exigieron exigieron al gobernador Miguel Lifschitz que antes del traspaso convoque a la Comisión Paritaria Técnica dependiente de la Paritaria Central para el tratamiento del Pase a Planta Permanente de los trabajadores contratados.

En ese momento, se destacó la importancia del “ordenamiento laboral que implica el pase a planta permanente de los trabajadores de las distintas áreas y sectores del Estado que con su trabajo han sostenido y sostienen la falta de personal producido a lo largo de esta gestión de Gobierno, tanto por el fuerte impacto jubilatorio en la provincia, por la creación de nuevos servicios y a partir de la firma del Pacto Fiscal el congelamiento de las vacantes”.