Fueron desde los Tribunales provinciales hasta la plaza San Martín para reclamar que no haya “ni un pibe menos, ni una bala mas” y repudiar “la criminalización de la pobreza”.

Gran cantidad de manifestantes salió a las calles de Rosario a reclamar contra las prácticas abusivas de las fuerzas de seguridad, en una marcha que comenzó en los Tribunales Provinciales y tenía previsto cerrar con un show de música en vivo en la plaza San Martín, frente a la sede de Gobierno provincial.

La 5ª Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil arrancó en Rosario cerca de las 17, en los Tribunales provinciales de Balcarce al 1600, con consignas como “basta de gatillo fácil”, “ni un pibe menos, ni una bala mas”, “no a la criminalización de la pobreza”, “no a la militarización de los barrios y “el Estado es responsable”.

Entre los manifestantes se vieron a familiares y amigos de víctimas con carteles en recuerdo de Franco Casco, David Campos, Emanuel Medina, Juan Cruz Vitali y Jonatan Herrera, entre otros.

El recorrido de la marcha generó inconvenientes de tránsito en la zona céntrica de la ciudad y especialmente en el sector de avenida Pellegrini y bulevar Oroño.

“La violencia institucional es una de las deudas más importantes de nuestra democracia”, destacaron desde la Multisectorial contra la Violencia Institucional, que además apuntaron que está especialmente focalizada “contra un grupo social específico, como lo son los jóvenes de sectores populares”.

El Estado “no implementa políticas adecuadas para su prevención, detección y sanción”, añadieron.

La manifestación concluirá con un festival con olla popular y músicos en vivo frente a Gobernación, en la plaza San Martín.

La convocatoria a la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil recuerda especialmente el caso más resonante de los últimos tiempos: la masacre de San Miguel del Monte, donde fallecieron cuatro jóvenes y malhirieron a una adolescente.

De acuerdo a las cifras difundidas, se registraron más de 6.500 casos de asesinatos por gatillo fácil, torturas seguidas de muerte en cárceles y comisarías desde 1983.