Si finalmente firma su renovación de contrato en Inter, el rosarino viajará esta tarde a la capital francesa para cerrar su llegada a préstamo al PSG. El sueño de Boca por traer al delantero duró poco.
A horas del superclásico, Wanda Nara le había reconocido a TyCSports.com que la llegada de Mauro Icardi a Boca no era una utopía. Sin embargo, en las primeras horas del lunes, desde Europa aseguraron que el delantero está a horas de viajar a Francia para cerrar su llegada a préstamo a Paris Saint Germain.

El diario L’Equipe consignó que el delantero tiene todo acordado para mudarse al campeón de la Ligue 1, aunque antes de concretar la cesión por una temporada deberá cumplir con la única condición que puso Inter: renovar su contrato (el actual vence en 2021) en Italia. La opción de compra será de 70 millones de euros.

Icardi tenía decidido no prolongar su vínculo con el club milanés, pero al haberse diluido todas las alternativas de traspaso que surgieron (y fueron varias), el atacante de 26 años cedió, firmará hasta 2023 y continuará su carrera en Francia, al menos por un año.

Con todo encaminado, tras renovar su contrato en Inter el rosarino se someterá a la revisión médica de rigor en Francia y horas después, antes de que cierre el libro de pases, se convertirá en nuevo jugador del PSG. La ilusión de Boca se diluyó cuando aparecieron las luces de París.