El tesorero de la cámara local que nuclea a los titulares de licencias dio detalles del crítico panorama del sector.


El tesorero de la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar), José Iantosca, se refirió a la crítica situación del sector, que incluye la decisión de varios dueños de vehículos de abandonar la actividad en un contexto socioeconómico signado por la inflación y la consecuente subida de los costos, que cada vez se vuelven más difíciles de afrontar.

“Es un momento de crisis, muy duro. Muchos compañeros tienen que dejar la actividad porque no la soportan más. Somos una pyme, un cuentapropista más que cae en la Argentina”, sostuvo Iantosca en diálogo con Radio Mitre Rosario y aseguró: “Lo que estamos haciendo hoy es resistir, tratar de endeudarnos lo menos posible”

Por último, enfatizó en la caída de pasajeros y aclaró que la cantidad de viajes diarios por turno bajó de entre 28 y 30 a 22, aproximadamente. En ese sentido, explicó que el aumento del dólar en los costos de los taxis repercute en mayor medida que en otros rubros. “Cuando en todos lados las cosas aumentan un 20 o 30 por ciento los repuestos de los autos aumentan un 50 o un 60 por ciento”, se quejó.