El jefe de Los Monos está acusado de ordenar desde la cárcel la captura de un joven en barrio Triángulo.

El fiscal federal Federico Reynares solicitó este miércoles que se condene a Ariel Máximo “Guille” Cantero a la pena de 10 años de prisión por considerarlo autor del delito de secuestro extorsivo agravado por la intervención de más de tres personas.

El jefe de la banda Los Monos siguió el juicio oral iniciado este miércoles a la mañana por videoconferencia desde el penal federal de Marcos Paz, donde cumple dos condenas dictadas el año pasado.

El fiscal Reynares pidió una pena de 10 años por el secuestro con fines extorsivos de un joven raptado en septiembre de 2017 en Rosario.

El fiscal dio por “probada la ocurrencia del hecho” por la declaración de la víctima y sus familiares y en base a una serie de escuchas telefónicas que muestran a Cantero dando las directivas a quienes ejecutaron el secuestro.

Según la Fiscalía, Cantero organizó el secuestro de una persona desde el penal de Coronda, donde cumplía prisión preventiva.

El informe de la empresa telefónica determinó que “Guille” usó para eso un teléfono fijo del propio Servicio Penitenciario que tenía instalado en su celda, y que no fue secuestrado por la Policía Federal Argentina (PFA) cuando la allanó.

Por esa razón, el fiscal ordenó también que se inicie una investigación sobre las posibles responsabilidades del personal del Servicio Penitenciario.