El ex vicepresidente tenía un turno programado la semana pasada para realizarse un estudio de rutina, según indicaron desde su entorno y desde el Servicio Penitenciario Federal. 

El ex vicepresidente Amado Boudou debió abandonar, de manera temporal, la cárcel de Ezeiza para someterse a un chequeo médico de rutina en el Hospital Italiano que incluyó una resonancia magnética. El traslado tuvo lugar la semana pasada, de acuerdo confirmaron a Infobae desde su entorno y desde el Servicio Penitenciario Federal, aunque los detalles se conocieron en las últimas horas.

No es la primera vez que Boudou concurre al centro de salud. Uno de los traslados fue para extirparle una verruga en su naríz por recomendación de los médicos.

La semana pasada, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó el inicio de la ejecución de la pena de cinco años y 10 meses de prisión por la condena recibió por el caso Ciccone.

Junto a Boudou fueron condenados en agosto de 2018 por el caso Ciccone otros cinco acusados, entre ellos su socio y amigo, José María Núñez Carmona, el empresario Nicolás Ciccone, y el arrepentido Alejandro Vandenbroele. Boudou, Nuñez Carmona y Ciccone tienen condena de cumplimiento efectivo. Los dos primeros están presos en la cárcel de Ezeiza y Ciccone bajo prisión domiciliaria.

La defensa del ex vicepresidente objetó el inicio de la ejecución de la pena pero Casación confirmó esa decisión. “El recurrente se limitó a alegar la violación a garantías constitucionales –como el principio de inocencia- sin demostrar a lo largo de su impugnación, concretamente, cual es el agravio actual, de tardía o imposible reparación ulterior que le genera el auto dictado por el a quo, como para lograr equipararlo a un pronunciamiento de carácter definitivo y habilitar así la intervención de esta Cámara”, señalaron en su resolución Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Javier Carbajo.

Y agregaron: “la decisión recurrida en casación, no cumple con el requisito de impugnabilidad objetiva previsto por el artículo 457 del C.P.P.N., ya que no se trata de una sentencia definitiva ni de un auto que ponga fin a la acción, a la pena o haga imposible que continúen las actuaciones, o de aquellos que deniegan la extinción, conmutación o suspensión de la pena”.

Por otro lado, la semana pasada también se conoció otra noticia sobre la condena al ex vicepresidente. El Tribunal Oral redujo en dos meses y medio el tiempo que deberá estar detenido por el caso Ciccone porque computó el plazo que estuvo detenido en una causa conexa.

Boudou estuvo detenido entre el 3 de noviembre de 2017 y el 17 de enero de 2018. Fue por orden del juez federal Ariel Lijo en una causa por asociación ilícita y lavado de dinero. Por un fallo de Casación, el tribunal aceptó el cómputo.

“El imputado tendría derecho a que se le computen todos los períodos de privación de libertad sufridos, siempre que se trate de un proceso paralelo, aun si en la causa pendiente recayera absolución o sobreseimiento, ya que si esos hechos que concurren en forma real hubieran sido juzgados conjuntamente, todos los plazos de detención cumplidos por el interno hubieran sido descontados al momento de efectuarse el cómputo correspondiente a la condena única dictada”, sostiene el fallo de Casación que avaló el tribunal oral.

Además del caso Ciccone, Boudou fue condenado a tres años de prisión en suspenso por la falsificación de documentos para transferir un auto y fue absuelto por la compra de 19 autos cuando era ministro de Economía.