La comunidad educativa del colegio realizó un corte en Mendoza y 4 de Enero en reclamo de lo que plantean como una usurpación del establecimiento.

Del mismo modo que la semana pasada, la comunidad del Colegio Nacional, realizó una protesta en horas del mediodía de este miércoles. Los directivos, docentes y alumnos rechazan la posibilidad de recibir a otra institución en el propio edificio de la escuela.

Los alumnos padres y docentes del colegio nacional le dicen no a la expropiación de las aulas y los hacen saber a través de folletos a través de pancartas de carteles. El doctor Domingo Rondina, representante de la comunidad, sostuvo que “hay funcionarios de educación de este gobierno saliente que como última salida de escena quieren llevarse aulas y espacios comunes del colegio nacional, la verdad es que en una medida absolutamente ilegal abusiva e informal porque ni siquiera hay una resolución o un decreto que podamos conocer con fundamentos”.

También indicó que hicieron una presentación formal, y lo comunicaron “por facebook la decisión de ocupar aulas y el playón del colegio para otros usos. La escuela al fin y al cabo es una oficina del ministerio de educación que pero a mí me han convocado padres alumnos y docentes del colegio que no quieren que saquen a los chicos de las aulas ni que pierdan espacio para poder seguir estudiando, la gestión del ministerio debería hacer generar más matrícula para los colegios, mejores espacios, mejores condiciones edilicias y no sacarle lugar donde los alumnos estudian y se desarrollan”.

Además señaló que “el señor Jiménez de la regional cuarta dijo por Facebook, que iban a ocupar las aulas del nacional, 4 o 5 aulas y el playón para destinarlas a otros usos y eso es ilícito porque primero el Facebook no es el boletín oficial y en segundo lugar porque este edificio histórico es propiedad del gobierno nacional que lo prestó a la provincia cuando fue la transferencia de las escuelas para que aquí funcione el Simón de Iriondo”.

Más adelante manifestó que “ellos informalmente han comunicado que el día lunes vendrían con las máquinas y los obreros para ocupar el espacio del colegio sacando a los alumnos de las aulas y a los docentes y destinando el espacio educativo para otras funciones, la verdad es que es la peor noticia y la peor decisión de un gobierno saliente que debería esperar a que las nuevas autoridades decidan una política de educación y no una política meramente de reparto edilicio”.

Por último señaló que “padres, alumnos y docentes están haciendo vigilia incluso por las noches para cuidar que no haya ingreso de máquinas y obreros que los priven del espacio educativo, estos días la comunidad se va a mantener organizada esperando que lleguen los obreros y las máquinas y apenas haya indicio de que quieren ocupar las instalaciones para expulsar a los obreros y a las máquinas hasta que no haya una decisión de la justicia hasta que no haya un decreto que podamos analizar”.

El establecimiento educativo del centro de la ciudad alberga a 1200 alumnos de diferentes niveles y exigieron una respuesta al Ministerio de Educación. Las movilizaciones continuarán hasta finalizar el ciclo lectivo si no reciben una respuesta de parte de las autoridades.