Esta semana se preinauguró la planta de Seed Energy Group que generará electricidad a partir de marlos, chala y otros residuos agrarios.

 

En alrededor de dos meses la planta de Biogás de Seed Energy Gruop comenzará a producir energía limpia para Venado Tuerto. Un hecho inédito en la historia de la ciudad que la pone a la vanguardia en el cuidado del ambiente. La obra demandó una inversión de más de 10 millones de dólares y generará decenas de puestos de trabajo. Con la presencia del intendente saliente, José Freyre (PJ), el presidente de Seed Energy Gruop, Andreas Keller Sarmiento, el gerente general de la empresa de Biogás Venado Tuerto, Héctor Tamargo y el coordinador de Energías Renovables del municipio, Lorenzo Pérez, quedaron preinauguradas las flamantes instalaciones que comenzarán a generar energía limpia, que luego irá a la red en aproximadamente 60 días, a la vez que se anunció que la empresa tiene proyectada una expansión para la generación de 1,2 megavatios adicionales.

En la actualidad en la planta ya están emplazados dos biodigestores y transformadores que son los que vuelcan la bioenergía a la red y la materia prima que será utilizada y que proviene de los semilleros locales, constituida por chala y marlo. Esta planta, que demandó una inversión de 10 millones de dólares, producirá en dos meses dos megavatios contratados en el marco del Plan Nacional Renovar 2.

Andreas Keller Sarmiento, indicó que “esta planta de biogás es el resultado de una colaboración público privada y ahora estamos a 60 días de empezar a generar electricidad de fuentes renovables. Esto es el futuro, estas economías circulares son lo que nuestros hijos pretenden de nosotros, aquí estamos usando residuos de la industria semillera que tanto favorece a la economía local y está vinculada a la fortaleza de la región. Transformamos los marlos y la chala en energía, biofertilizante para consumo de la zona rural. Traemos trabajo e inversión”.

El empresario adelantó que tienen otros proyectos de inversión en carpeta y que “esta es la primera etapa de esta propuesta. Estamos a la espera de la aprobación de la Secretaría de Energía de la Nación para ampliar la planta y adicionar a los ya aprobados 1,2 megavatios. Es un gran paso que también implementaremos ya que estamos decididos a seguir la expansión”.

Keller tuvo también especiales palabras de reconocimiento para con la Cooperativa de Electricidad, que “fue un socio estratégico que siempre nos ayuda, por lo que queremos agradecerles especialmente a sus socios y directivos el acompañamiento”.

Sin embargo, no todo fueron rosas para el inversor en un país donde la inflación y la crisis económica no permiten tener mucha previsión. Esta situación la sufrió la empresa y trajo contratiempos. Así lo admitió el gerente general, Hector Tamargo, quien advirtió que “hubo un proyecto y un cálculo de inversión que por las circunstancias luego no coincidieron. Llegó un momento en que se agotaron los recursos y a través de un enorme esfuerzo de los accionistas tuvimos que compensar con aportes adicionales que no estaban previstos, pero que hoy nos permiten terminar la obra y ponerla en marcha”.

Agregó que “uno de los puntos a favor es que la producción de energía limpia, también proviene de estos subproductos generados por la industria semillera, contribuyendo al saneamiento ambiental”, señaló y agregó “ofreceremos a los productores rurales un biofertilizante de alta calidad y de bajo costo, que acá no es muy conocido pero sí muy usado en Europa”.

En cuanto al proyecto presentado en el Renovar 3 y puesto para la aprobación de la Secretaría de Energía, el gerente explicó que se trasladará a Venado Tuerto el de Bombal que proveía 1,2 megavatios de producción. “Tenemos otros planes ambiciosos, que no significa que sean del mismo tipo del Renovar. Santa Fe tiene otras licitaciones sobre otras opciones que estaremos analizando”, sostuvo.