Recibió sus 33 años acompañada por Mauro Icardi, sus hijos y amigos en su mansión de París.

Instalada en París desde hace unas semanas, luego de que Mauro Icardi firmara contrato con el París Saint-Germain (PSG), Wanda Nara no tardó en enamorarse de la capital francesa.

Así lo demuestran sus posteos de Instagram, donde comparte imágenes de la Torre Eiffel, el mítico café Moulin Rouge y otros lugares turísticos de la ciudad.

El 10 de diciembre, la ex de Maxi López cumplió 33 años y, fiel a sus gustos excéntricos, decidió celebrarlo con una mega fiesta en su mansión. La temática elegida fue Paris. Hubo torta de tres pisos y una Torre Eiffel gigante hecha con globos. Además, la modelo convocó a los invitados con un dresscode total black que todos respetaron.

Impecable, Wan lució un vestido ultrajustado, con brillos y escote en la espalda. Mauro no se quedó atrás y acompañó con un traje negro. “Gracias por tanto amor y gracias por esta fiesta”, le agradeció ella. Él por su parte replicó: “Feliz cumpleaños mi amor. Otro año más de alegría y felicidad a tu lado. Te Amo”.

Además de sus cinco hijos Valentino (10), Constantino (8) y Benedicto (7), Francesca (4) e Isabella (2), también estuvieron amigos de la pareja y compañeros del equipo francés de Icardi.

¿La gran ausente? Su hermana Zaira. No pudo viajar porque está embarazada de su segundo bebé. Más allá de eso, la menor de las Nara se mostró super afectuosa en redes sociales y lamentó no poder estar ahí.