Esta noche, con la conducción interina de Pablo Bonaveri luego de la renuncia de Pablo Lavallén, el rojinegro jugará el postergado de la fecha 13 frente al elenco de Sarandí en el Julio Humberto Grondona. El DT interino se quedó sin el “Pulga” Rodríguez, pero además realizará variantes respecto al once titular que perdió ante Aldosivi. 

“Somos empleados del club, no elegimos los momentos, estamos preparando el equipo para que podamos colaborar de la mejor manera. Nos pidieron ante la salida de Pablo Lavallén que nos hagamos cargo y acá estamos”, dijo otro Pablo, en este caso Bonaveri, quien es el entrenador de la Reserva de Colón, pero que hoy, momentos antes de las 21, aparecerá por la boca del túnel del estadio Julio Humberto Grondona como director técnico del plantel superior sabalero.

El compromiso que afrontará de visitante el equipo rojinegro será frente a Arsenal, para cumplir con el postergado de la 13ra. fecha de la Superliga, que en su momento no se jugó por estar el plantel colonista en Asunción del Paraguay, viviendo el hito más importante de su historia futbolera, protagonizando la final de la Copa Sudamericana 2019 frente a Independiente del Valle de Ecuador, que finalmente se consagró campeón del segundo certamen de importancia de Sudamérica, detrás de la Copa Libertadores.

Precisamente, la eficiente participación de Colón en dicha competencia, hizo que el técnico, Pablo Lavallén, tenga un “plus” como para continuar al frente del equipo, a pesar de no haber mostrado grandes rendimientos en la mayoría de los partidos disputados, no sólo en la Sudamericana sino también en la Superliga y en la Copa Argentina, los tres certámenes en los que en su momento Colón estuvo disputando simultáneamente.

De todos modos, al perder la Final Única en La Nueva Olla (también había quedado eliminado increíblemente de la Copa Argentina por Estudiantes de Buenos Aires), a Lavallén le quedó poco crédito. Sólo quedaba “luchar por sumar la mayor cantidad de puntos posibles”, palabras textuales del entonces entrenador sabalero.

Pero eso tampoco ocurrió de la manera pensada, ya que de los últimos cinco partidos disputados por el campeonato casero, Colón sólo ganó uno, contra Estudiantes en el Brigadier López (3-2), en el “sandwich” de cuatro caídas: River en el Monumental (1-2), Atlético Tucumán en el Centenario (0-2); Vélez en el Amalfitani (1-3) y Aldosivi en el Cementerio de los Elefantes (0-2).

Justamente este último revés fue lo que precipitó la renuncia de Lavallén, cuando el “trato” entre él y la dirigencia era que dirigiría al equipo hasta el compromiso contra Arsenal y que luego sí se iría, al haber rescindido el contrato entre las partes.

Por esta razón es que Pablo Bonaveri se hizo cargo interinamente para orientar al equipo en su visita al Viaducto, para enfrentar a este siempre complicado Arsenal, ahora agrandado futbolísticamente de la mano de Sergio Rondina, con quien el equipo sumó 24 puntos, producto de siete victorias y tres empates, perdiendo cinco cotejos.

“De Arsenal hemos estudiado bastante, es un equipo muy sólido, tiene 24 puntos, juega 4-3-1-2, con Giménez suelto, hacen un triángulo en el medio, va a jugar Méndez por Piovi, meten dos puntas arriba y los laterales suben bien por afuera y se sostienen en el trabajo de los centrales. Conocemos el posicionamiento que tienen en la cancha y el juego”, señaló Bonaveri el martes en el contacto que tuvo con la prensa.