La Lepra derrotó 3 a 2 al Rojo en el Libertadores de América. Los goles rojinegros fueron anotados por Ángelo Gabrielli, Fabricio Fontanini y Maximiliano Rodríguez, que le puso el broche a un jugadón entre su primo Alexis y Braian Rivero. Para el local convirtieron Cecilio Domínguez y Silvio Romero.

Newell’s cerró el año con una importantísima victoria ante Independiente en el Libertadores de América. Ganó 3 a 2 luego de estar dos veces abajo en el marcador. Los goles fueron anotados por Ángelo Gabrielli (37′), Fabricio Fontanini (59′) y Maximiliano Rodríguez (86′), que le puso el broche de oro a un jugadón entre su primo Alexis y Braian Rivero. Para el Rojo convirtieron Cecilio Domínguez (8′) y Silvio Romero (47′) de penal.

La Lepra y el Rojo jugaron un partido de gran intensidad, donde cada uno tuvo la chance de ganar. El conjunto de Frank Kudelka tuvo pasajes irregulares, pero siempre buscó la victoria y obtuvo su premio a los 41 minutos de la segunda etapa. Fueron claves los ingresos de Alexis Rodríguez y Braian Rivero, ya que elaboraron la jugada de la victoria. No obstante, Aníbal Moreno lució nuevamente un gran nivel durante todo el encuentro y Maxi Rodríguez mostró toda su jerarquía sobre el final para obtener los tres puntos. De todos modos, se notó la ausencia de Jerónimo Cacciabue, ya que Julián Fernández fue absorbido por el mediocampo de Independiente.

El inicio del encuentro fue confuso, con Newell’s generando dos chances claras de gol en seis minutos, ambas desperdiciadas por Luis Leal.

La primera fue a los 50 segundos. La Lepra comenzó el encuentro a puro toque y tras un centro de Mariano Bíttolo, Leal cabeceó abajo del arco y la tiró arriba del travesaño.

La segunda llegada rojinegra ocurrió a los seis minutos, cuando Leal le ganó una pelota en la contra a Sánchez Miño, luego dio un errático pase atrás que afortunadamente le quedó de nuevo al portugués, quien sacó un zapatazo que se fue desviado.

La primera emoción llegó a los ocho minutos, cuando Independiente no había generado nada. Un pelotazo que partió desde el fondo cayó a espaldas de Ángelo Gabrielli y la tomó Cecilio Domínguez, quien definió cómodamente por arriba de Aguerre.

El partido generó la sensación que en cada ataque cualquiera de los dos equipos podía convertir. Newell’s volvió a generar peligro a través de Maxi Rodríguez y el Rojo lo hizo a través de Domínguez y Silvio Romero.

A los 34 minutos Newell’s ejecutó una jugada similar a la que terminó en el segundo gol en Tucumán: Maxi Rodríguez, más retrasado en el campo, habilitó con un globito a Gabrielli, que entró por la derecha, la paró de pecho y definió con su pierna izquierda, pero Campaña despejó el peligro al córner.

La igualdad llegó a los 37 minutos. Nuevamente Gabrielli ingresó por la derecha y definió tras un cambio de frente que ejecutó Aníbal Moreno.

El inicio de la segunda parte fue igual de intenso. Al minuto de juego, Pablo Pérez dio una exquisita habilitación a Sebastián Palacios, que en lugar de patear pifió y le sirvió el balón a Aguerre.

Moreno recibió la pelota de un lateral de Bíttolo a los 2 minutos y desde una considerable distancia sacó un tremendo derechazo que pegó en el travesaño, pegó en la cabeza de Campaña y se fue al córner.

A los 14 minutos Newell’s tuvo la chance de ejecutar su arma más filosa y aprovechó la oportunidad. Un centro desde la izquierda ejecutado por Bíttolo cayó al centro del área, donde Fabricio Fontanini metió un gran cabezazo que primero picó en el suelo y después ingresó en el arco del Rojo.

Independiente se lanzó al ataque tras la segunda igualdad leprosa. Alan Aguerre se lució a los 20 minutos del complemento al despejar un derechazo de Nicolás Domingo rematado casi desde el punto penal.

El árbitro Mauro Vigliano volvió a ser el centro de la polémica, cuando no cobró un notorio penal de Cecilio Domínguez a Maximiliano Rodríguez a los 28 minutos de la segunda etapa.

El local, apremiado por su actual situación, tuvo dos chances más. A los 34 minutos Palacios remató cruzado y el balón se fue cerca del poste derecho de Aguerre, que nada podía hacer si entraba. Dos minutos después Pablo Pérez disparó desde media distancia y la pelota se fue muy cerca del caño derecho del portero leproso.

Ante el avance del Rojo y la situación física del plantel rojinegro, Kudelka metió mano: ingresaron Alexis Rodríguez por Lucas Albertengo (sigue sin confianza y con un nivel flojo); Braian Rivero por Mauro Formica; y Lucas Villarruel por Aníbal Moreno (salió con una molestia).

A cuatro minutos del final del cotejo, Alexis Rodríguez elaboró un jugadón, tiró un centro que le cayó a Rivero, quien sin mirar habilitó de aire a Maxi Rodríguez, quien definió sin dudar e hizo delirar al pueblo leproso con una importantísima victoria fuera de casa.