Ocurrió anoche, alrededor de las 23hs., en Domingo Silva al 900. Los delincuentes no pudieron robar nada porque un vecino activó la alarma comunitaria.

La inseguridad continúa generando mucha angustia en la ciudad de Santa Fe. Anoche, cerca de las 23hs, la víctima fue una mujer de 47 años que estaba ingresando su vehículo en su garaje en una vivienda ubicada en Domingo Silva al 900, barrio 7 Jefes.

Dos motochorros  armados la interceptaron e intentaron meterse a su vivienda donde estaba su hijo y una niña de 8 años. El momento más dramático fue cuando salió la niña al garage y los ladrones la apuntaron en la cabeza. Por suerte, un vecino activó la alarma comunitaria y los malvivientes escaparon sin cometer el ilícito y sin lastimar a nadie. Lo único que se llevaron fue la llave del auto de la mujer.

El dato curioso es que dejaron un casco de moto y que, según describe la víctima, uno de los delincuentes tenía una campera de una empresa de seguridad privada.