Al parecer, el joven de 15 años decidió cavar una zanja alrededor de su casa para evitar que se inunde, pero durante la tarea habría tocado algún cable en corto que le provocó una descarga eléctrica.

Un joven de 15 años se encuentra internado en el hospital J.M. Cullen desde el sábado tras recibir una fuerte descarga eléctrica durante el temporal en barrio Juventud del Norte.

Al parecer, el adolescente decidió cavar una especie de zanja para evitar que el agua ingrese a su casa en Arzeno al 1100, pero durante la tarea abajo de la lluvia habría tocado algún cable en corto que le provocó electrocución y lo dejó inconsciente en ese instante.

El menor fue rápidamente trasladado al hospital Mira y López donde los médicos lo reanimaron tras un primer paro cardiorespiratorio, y luego fue derivado al hospital Cullen donde sufrió otro paro del que fue nuevamente salvado.

En diálogo con el móvil de LT10, el director del nosocomio, Juan Pablo Poletti, indicó que el paciente se encuentra hoy en estado de coma inducido y asistencia respiratoria mecánica. La evolución es buena, aunque el pronóstico sigue siendo reservado.

Luego de estabilizarlo, se le realizó una tomografía de cráneo y una evaluación cardiológica en la que se detectó una pequeña secuela a raíz de la lesión que le provocó el shock eléctrico.

La buena noticia, según Poletti, es que, si bien aún se encuentra en coma, ayer el joven abrió los ojos y movió las cuatro extremidades lo que “permitiría pensar que no va a tener secuelas neurológicas”.