Mariah Carey y el villancico navideño que nunca deja de ser hit

Youtube

En realidad se trata, probablemente, del mayor fenómeno musical de nuestro tiempo. No solo por su perdurabilidad, 25 años después de su lanzamiento, sino por el crecimiento de su relevancia: cada año, AIWFCIY está más asentada en el imaginario colectivo como un elemento canónico de la Navidad. Papá Noel, el turrón, los Reyes Magos, Mariah Carey.

El año pasado por estas fechas estaba en el número 7 de la lista de éxitos americana y acababa de cruzar la barrera de las 400 millones de reproducciones en Spotify. Era la tercera canción de los 90 en lograrlo, por detrás de Smells Like Teen Spirit de Nirvana y Wonderwall de Oasis (que tienen ventaja, al ser escuchadas durante los 12 meses) y, por contrastar, otros dos himnos globales de divas de los 90 como My Heart Will Go On de Celine Dion y I Will Always Love You de Whitney Houston andan a torno a las 150 millones de escuchas. A finales de 2018, además, pasado batió el récord de la canción que más veces se escuchó en Spotify en un solo día, 10,8 millones de reproducciones durante la pasada Nochebuena.

Pero estas estadísticas no definen el legado cultural de AIWFCIY, solo lo complementan. Este es, para empezar, el único clásico navideño indiscutible que se ha compuesto en los últimos 50 años. Santa Claus Is Coming To Town es de 1934, White Christmas de 1942, Have Yourself A Merry Little Christmas de 1943, Let It Snow de 1945 y Christmas (Baby Please Come Home) de 1963. Esta última funciona como evidente inspiración (tanto en acordes como en melodía y mensaje) para AIWFCIY, compuesta en 1994 por Mariah Carey y Walter Afanasieff pero tan evocadora, tan perfecta y tan navideña que hoy mucha gente sigue creyendo que se trata de una versión. De un villancico que ha estado ahí toda la vida.