En la mañana del lunes se escucharon los alegatos finales. Fiscalía y querellantes reclamaron de 12 a 16 años de prisión efectiva. La defensa solicitó la absolución. El miércoles se conocerá el veredicto.
En la siesta del lunes se dio por concluido el proceso de enjuiciamiento al sacerdote Néstor Monzón, extitular de la Parroquia “María Madre de Dios” de Reconquista, imputado por haber abusado sexualmente de dos menores con consecuencias gravemente ultrajantes, agravado por producir un grave daño en la salud de una nena de 3 años y por ser ministro de un culto religioso reconocido.

Con las veredas de la Oficina de Gestión Judicial colmadas de partidarios de las familias de los nenes víctima y de seguidores y familiares del religioso, los alegatos de clausura dieron comienzo a las 9:45 en la sala principal del recinto judicial.

Ante el Tribunal colegiado integrado por los jueces Claudia Bressán (presidente), Martín Gauna Chapero y Santiago Benegas, tal como se esperaba todas las partes mantuvieron sus posturas iniciales. Los fiscales Alejandro Rodríguez y Juan Marichal insistieron con que la responsabilidad del cura en los delitos que se le atribuyen quedó probada y, en consecuencia, reclamaron que sea condenado a la pena de 12 años de prisión de efectivo cumplimiento.

Por su parte, los querellantes Andrés Ramseyer, Andrés Ghío y Luciana González se expresaron en idéntico sentido, aunque solicitaron una pena más elevada para Monzón: 16 años.

En lo que sí coincidieron los representantes del Ministerio Público de la Acusación y los abogados patrocinantes de los padres de los menores fue en requerir que en caso de ser condenado, Néstor Monzón sea inmediatamente detenido con prisión preventiva para evitar que se profugue.

Contrariamente, el abogado defensor Ricardo Degoumois alegó que la acusación contra su defendido no fue probada al cabo del juicio y pidió que Monzón sea absuelto por ser inocente, o al menos por el principio de la duda que favorece al reo.

Al finalizar las exposiciones de cierre, las réplicas previstas y de que se pronunciaran la madre de la nena víctima, al padre del nene víctima y el acusado, el Tribunal – tras cinco horas – dio por terminada la audiencia y anunció que dará a conocer su veredicto el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 15.

El fiscal Alejandro Rodríguez mencionó que dos de los testigos propuestos por la defensa llegaron al juicio con la clara intención de mentir y de “generar confusión al Tribunal” para que este falle a favor del sacerdote Néstor Monzón.

Estos testimonios ahora serán investigados y, según aclaró el fiscal, quienes los verbalizaron podrían ser imputados cuanto termine completamente el juicio de Monzón el próximo miércoles.

“Se ha demostrado que la insistencia en sostener la inocencia del imputado se fundó en mentiras, en testigos que afirmaron falsedades, que obviamente deberán responder por ello, en pruebas trucadas intentando engañar a ustedes señores Jueces para inducirlos a que cometan un error y de esa forma fallar a favor de quien incorpora esas pruebas trucadas. Aportando informes de peritos no matriculados que elaboraron su informe recibiendo información por teléfono, así lo reconocieron aquí en esta sala de audiencias”, remarcó Rodríguez.