La Municipalidad de Santo Tomé continúa trabajando con todos los equipos disponibles para mitigar los efectos de las lluvias extraordinarias que afectaron la región el pasado fin de semana, con un volumen acumulado de agua caída que superó los 330mm.

Intervención en el canal San Martín

A partir de gestiones realizadas por el Municipio ante el Ministerio de Infraestructura de la Provincia, se dispuso la remoción de una alcantarilla privada que demoraba el escurrimiento del Canal San Martín, a la altura del ingreso al barrio Las Almenas.

La referida intervención mejoró sensiblemente la velocidad de salida del agua proveniente del Departamento Las Colonias, permitiendo una mejor evacuación del agua acumulada en los barrios Lourdes, Libertad y Los Hornos (el sector más afectado), como así también en la zona de barrios privados.

Durante la jornada de hoy, se trabaja en la limpieza y reacondicionamiento del referido canal.

Asistencia a vecinos y evacuados

Por el momento, son 3 las familias (13 personas) que fueron evacuadas y alojadas en el centro que se habilitó para tal fin en la Vecinal Sargento Cabral. En tanto, otras 4 familias se autoevacuaron con la asistencia del Municipio. En todos los casos, se trata de personas que residen en barrio Los Hornos.

Desde el pasado sábado por la noche, los equipos de Acción Social continúan recorriendo permanentemente los sectores más vulnerables afectados por el fenómeno meteorológico: Los Hornos, Adelina Oeste, Lourdes, Villa Libertad, Las Vegas y Vías Muertas.

En cada visita se realizó un relevamiento casa por casa para determinar las prioridades de asistencia. Dependiendo el caso, se asiste a los vecinos con bolsones alimentarios, pastillas potabilizadoras de agua potable, elementos de limpieza y profilaxis.

Monitoreo constante

Funcionarios de las secretarías de Obras Públicas y de Servicios Públicos continúa supervisando de forma permanente el comportamiento del agua que ingresa a la ciudad desde el oeste, concretamente del Departamento Las Colonias, donde localidades como Franck, Las Tunas y Colonia San José también soportaron lluvias de entre 300 y 335 mm.

Cabe detallar que debido al desnivel natural del terreno con pendiente hacia el río, sumado al desborde de los canales rurales y el desagüe de la autopista, el agua de origen pluvial afecta principalmente a los barrios ubicados en el cordón oeste del distrito, donde se dieron los anegamientos más significativos.

“Fenómeno extraordinario”

Esta mañana, el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Sergio Trevisani, supervisó las tareas que se llevan a cabo en la zona noroeste del distrito. En ese marco, sostuvo que “la lluvia del pasado fin de semana fue un fenómeno extraordinario del cual no recordamos antecedentes”.

“A los más de 330 mm en 24 horas que cayeron en la ciudad, se sumó una enorme masa de agua superficial que escurre desde la zona rural de Las Colonias hacia el río Salado”, detalló.

Dado este cuadro de situación, Trevisani afirmó que “en general el sistema de evacuación pluvial se comportó correctamente en toda la ciudad. Los desagües troncales, reservorios y estaciones de bombeo funcionaron de forma adecuada. Sumado a ello, las cuadrillas municipales vienen realizando una serie de intervenciones desde el mismo momento del evento meteorológico, priorizando llevar alivio a los sectores históricamente más vulnerables en términos de riesgo hídrico”, añadió.

“Sabemos que falta mucho por hacer, y está claro que los vecinos que sufrieron el ingreso de agua a sus domicilios merecen una respuesta inmediata. No obstante, tenemos que decir que a pocas horas de un fenómeno meteorológico extraordinario, el 90% de la ciudad ya se encontraba sin inconvenientes”, finalizó.