El mandatario brasileño Jair Bolsonaro fue dado de alta el martes tras estar hospitalizado por una caída que sufrió en la residencia presidencial, informaron fuentes oficiales.

Bolsonaro permaneció hospitalizado cerca de ocho horas, “fue examinado por el equipo médico y recibió el alta, con orientación de permanecer en reposo en el Palacio de la Alvorada”, su residencia oficial en Brasilia, según una nota difundida por la Presidencia.

Bolsonaro fue trasladado a un hospital de las fuerzas armadas en la capital Brasilia y sometido a exámenes del cráneo que no detectaron problemas, indicó la oficina de comunicaciones de la presidencia en una declaración.

Los médicos no constataron lesiones de gravedad, por lo que a primera hora de este martes se decidió darle el alta, aunque con la recomendación de reposo.

No se dieron más detalles sobre el incidente, pero la prensa brasileña reportó que Bolsonaro se resbaló en el baño y se golpeó la cabeza.

De acuerdo con reportes de prensa, el presidente les dijo hace unos días a sus asesores que estaba agotado y pidió que le redujeran sus actividades en lo que resta del año.