Poco antes de la medianoche del martes, y en circunstancias que se investigan, un sujeto de 24 años recibió un puntazo que más tarde le produjo la muerte. En el vecindario reina el silencio y nadie aporta datos que ayuden a esclarecer el hecho.

Eran alrededor de las 22.30 de este martes, cuando, en lo que pudo haber sido una lucha cuerpo a cuerpo o un ataque de dos o más personas contra la víctima, Emanuel “Villerito” Morales, recibió una profunda herida en su espalda, que le afectó órganos vitales.

El sangriento suceso ocurrió en plena vía pública (calle Benito Juárez al 700, entre Manuel Obligado y Estrada, del barrio Villa Podio), en el este de la ciudad del oeste santafesino, un populoso sector en el que no venían registrándose situaciones de violencia extrema ni, aparentemente, presencia de elementos “pesados” vinculados al mundo del delito, aunque también la inseguridad es moneda corriente.

Morales cayó mortalmente herido y un llamado al 911 alertó sobre la dramática situación. Más tarde, la llegada del personal médico del servicio 107 encontró al joven en estado desesperante y lo trasladó al Hospital Jaime Ferré, donde, los intentos por salvarle la vida fueron vanos y falleció mientras era intervenido de urgencia, poco después de ingresar.

Si bien, por la hora en la que se registró el enfrentamiento o la agresión, muchas familias ya estaban sentadas a la mesa esperando la Nochebuena, hubo gente que presenció el suceso, los encargados de la pesquisa no pudieron obtener ningún tipo de testimonio que brinde pistas para determinar la o las identidades de los victimarios, en lo que se presume sería por temor o un pacto de silencio.

Guardia movida

Un herido de bala, varios lesionados y una gresca dentro del hospital tuvieron a maltraer a médicos y enfermeros del Hospital de Rafaela. Además, la policía secuestró un arma 9 mm.

Todos los ingresos se registraron pasadas las 8 de la mañana de este miércoles y la mayoría fue como consecuencia de una pelea de proporciones entre varias personas registradas en el norte de la ciudad (barrio Virgen del Rosario). En la disputa, un joven fue herido de bala en una pierna de un disparo de un arma de fuego con orificio de entrada pero no de salida y se encuentra internado en el nosocomio, fuera de peligro.

Una vez en el lugar, los agentes policiales actuantes secuestraron una escopeta y detuvieron a dos personas, quienes también presentaban lesiones y fueron llevados al Hospital.

Con la llegada de familiares y allegados de los involucrados al efector público de salud se produjeron incidentes dentro y fuera del lugar que hicieron necesaria la presencia policial para disuadir a los revoltosos.