Como estaba previsto para este 24 y 25 de diciembre, se concretó la limpieza de las costaneras y otra zonas concurridas. Además, de 99 controles de vehículos, se detectaron nueve con alcoholemia positiva y a uno con faltante de documentación.

La Municipalidad de Santa Fe implementó un operativo especial de limpieza y control en la ciudad a raíz de los festejos por la celebración de Navidad. Así, desde las primeras horas de la mañana del miércoles 25, se trabajó en el barrido manual y recolección de los residuos y levante de montones en la zona de las costaneras Este y Oeste, así como también de las zona de Recoleta y bulevar Gálvez; puntos en que se congregaron miles de santafesinos.

Tal como estaba previsto, el operativo comenzó a las 7 y se extendió hasta las 13, permitiendo limpiar y dejar en condiciones estos sectores. Es importante señalar que, después de muchos años, todo este trabajo estuvo a cargo de cuadrillas con personal municipal de la Dirección de Higiene Ambiental y de las cooperativas de trabajo. En total fueron 20 operarios y tres camiones. Además, personal de Obras Públicas concretó la limpieza de las zonas de playa, y las empresas privadas realizaron el barrido mecánico en las avenidas.

“Estuvimos verificando el operativo durante toda la mañana del 25, y el resultado fue muy bueno”, destacó el secretario de Ambiente, Edgardo Seguro, sobre la limpieza en la zona de la Costanera.

A partir de la gran cantidad de residuos que quedaron en la vía pública, “los camiones transportaron al relleno sanitario más de 6000 kilos de residuos reciclables, sobre los cuales ya habíamos tomado la decisión de que fueran directamente a la asociación Dignidad y Vida Sana”. Como dato, solo en Costanera Este se utilizaron 700 bolsas para recolectar en su gran mayoría botellas de vidrio, de plásticos así como también latas.

Por otra parte, se detectaron inconvenientes en la recolección de residuos por parte de la empresa Cliba en algunos sectores de la ciudad, por lo cual el municipio intimó a la prestataria. En el transcurso de la mañana, la empresa comenzó a normalizar el servicio de forma paulatina.

Control

En tanto, desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana se informó que la noche del 24 se desarrolló de manera ordenada en la ciudad, con la participación de personal municipal de las áreas de control y de la Guardia de Seguridad Institucional (GSI) que trabajaron en el operativo. En la zona de ingreso a la Costanera, el Puente Colgante y el Oroño se dispuso el sendero seguro, así como también en a lo largo del corredor de bulevar, incluyendo 27 puntos fijos de custodia, y los cortes ya fijados.

En términos de tránsito, se realizaron los controles en los puntos ya definidos en la planificación, pero también con el transcurso de las horas se trasladaron a otros lugares de la ciudad para dar mayor cobertura. “Se hicieron 99 controles de alcoholemia, de los cuales nueve dieron positivo; y además hubo uno por falta de documentación. Así, en total fueron diez los vehículos retenidos”, detalló la secretaria Virginia Coudannes. Del total de vehículos controlados, 45 fueron automóviles y 54 motovehículos.

Asimismo, indicó que que se realizaron controles de habilitaciones de expendio de bebidas en boliches y paradores, incluyendo clausuras preventivas, en particular de una en que se invitaba a una fiesta electrónica pero no contaba con ningún tipo de autorización ni habilitación del lugar.

Pirotecnia

A partir de la aplicación de Ordenanza Nº 12.429 que prohíbe la venta y uso particular de todo elemento de pirotecnia y cohetería que produzcan explosiones y ruidos, como petardos, bombas de estruendo, tortas de fuegos artificiales con morteros y baterías, entre otros, el Municipio llevó también adelante los controles con inspectores propios y con la Brigada de Explosivos.

“Es un tema que nosotros tomamos desde el día uno que ingresamos a las gestión, porque nos preocupa y nos ocupa. Poco a poco la gente va tomando conciencia y digo esto porque no hubo ingresos en el Cullen por heridos de pirotecnia, y solo dos ingresos de la ciudad en el Alasia, además de uno de Coronda”, expresó la secretaria de Control y Convivencia Ciudadana.

En este contexto recordó que desde la Municipalidad se realizaron reuniones para trabajar en la concientización sobre el no uso de pirotecnia, tanto con los comerciantes como así también con las asociaciones que promueven su no utilización.