A pesar del cielo celeste de este viernes a la tarde, el Servicio Meteorológico emitió una advertencia que alcanza al sur de Santa Fe. El intendente Javkin pidió “atención a este alerta”.

En medio de una jornada de calor intenso en Rosario, con el termómetro que superó los 35 grados y una sensación térmica de 42, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta por “lluvias y tormentas fuertes” para la región.

El parte indica que a partir de la noche de este viernes el sur del área de cobertura será afectada por lluvias y tormentas aisladas. Las mismas tenderán a generalizarse e intensificarse durante la madrugada del sábado 28, pudiendo ser algunas localmente fuertes.

La zona afectada es: norte, centro y sudeste de la provincia de Buenos Aires, sur de Córdoba, sur de Santa Fe, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Río de la Plata.

Los fenómenos estarán acompañados de “abundante caída de agua en cortos períodos, ocasional caída de granizo, ráfagas y fuerte actividad eléctrica”.

“La intensidad de los fenómenos tenderá a disminuir hacia el final del día sábado 28, aunque no se descartan mejoramientos temporarios. Se prevén valores de precipitación acumulada entre 30 y 60 milímetros, pudiendo ser superados en forma puntual”, añada la advertencia emitida a las 17.30.

El propio intendente Pablo Javkin pidió “atención a este alerta”. “Colaboremos no sacando la basura para evitar obstrucciones en desagües y sumideros y conduzcamos con precaución”, solicitó.

El viernes empezó con ganas de lluvia pero con las horas el celeste y el sol ganaron terreno. Hacia las 16 ninguna nube manchaba el cielo azul. El sol, en cambio, apretaba y mucho. La sensación térmica superaba los 40 grados (fue de 42,6 a las 18).

En la ciudad de Santa Fe capital hacía más calor todavía con una térmica de 43 aunque otras mediciones la ubicaba en torno a los 47.

Con todo, se mantiene el pronóstico de lluvias para esta noche y para los siguientes siete días.