Se debe a la saturación del tráfico aéreo que se registra en Ezeiza. El mayor caudal de pasajeros tiene lugar entre las 8 y las 11 horas.

“En función de lo pedido por el presidente Fernández de hacer un país más federal, absolutamente integrado, donde todos los argentinos podamos desarrollarnos, hemos decidido volver a poner operativo el aeropuerto de Aeroparque como aeropuerto internacional con destino a los países limítrofes y receptivo de países limítrofes”, explicó Meoni durante el inicio de su alocución.

 

El funcionario explicó que la decisión se debe a un pedido puntual de Aerolíneas Argentinas, y que fue coordinada con el Ministerio del Interior, la AFIP, el Ministerio de Seguridad, en Ministerio de Agricultura, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, y todos los organismos que “integraron la decisión”.

Por su parte, Lammens sostuvo que la medida “es una gran noticia” para el turismo, que “es el cuarto generador de divisas y es una gran industria que puede ayudar a poner a la Argentina de pie”. La resolución a la Asociación Nacional de Aviación Civil (ANAC) permitirá que vuelvan a operar en Aeroparque vuelos desde y hacia Brasil, Chile, Bolivia y Paraguay.

La medida termina con uno de los puntos que la exgestión de Cambiemos en el área, con Guillermo Dietrich a la cabeza, había destacado como de los más importantes. El traslado de los vuelos regionales a Ezeiza había sido aplicado en abril de 2018.

Low cost

En tanto, Meoni confirmó que las empresas que volarán son las mismas que operaron antes del traslado al Aeropuerto de Ezeiza. Con respecto al funcionamiento de las aerolíneas low cost, el ministro dijo que “no tienen habilitados los vuelos regionales”.

“Hay una sola low cost volando y tenía un solo vuelo entre Aeroparque y Punta del Este habilitado el 6 de diciembre por el anterior ministro. Consideramos que ese vuelo no es importante para la Argentina, por que la medida apunta al carácter receptivo del turismo”, informó el ministro.

Con respecto a la receptividad de la noticia entre las aerolíneas, Meoni dijo que “todas la vieron con buenos ojos”, dado que con el trasladado “se perdió una importante cantidad de pasajeros”, y estimó que “al menos 500 mil pasajeros al año van a ser beneficiados por la medida”.

Por último, el funcionario se refirió al Aeropuerto de El Palomar y su continuidad: “Yo no puedo tener opinión porque su funcionamiento está restringido por una medida judicial, que no le permite operar de noche”.

“Lo que estamos haciendo desde el Ministerio es presentando mayor cantidad de informes y ofreciéndole a la Justicia todo lo necesario sobre cuestiones de contaminación, complicaciones y logística. En función de eso, determinaremos si debe seguir funcionando”, dijo.

Y agregó: “Nos estamos reuniendo con los intendentes de la región para saber qué impacto económico tiene tener un aeropuerto allí o no. A partir de esa ronda de consultas, y de las posibilidades operativas de las empresas que operan, se verá si continúa o no. Mi opinión personal es que debe continuar, pero es solo una opinión personal”.