15.2 C
Santa Fe, Argentina
sábado 6 de junio de 2020
Deportes Es legal el uso de aceite de cannabis en el deporte argentino

Es legal el uso de aceite de cannabis en el deporte argentino

Foto: Infobae

La Agencia Mundial de Antidopaje sacó de la lista de sustancias prohibidas para la competencia el cannabidiol, conocido como CBD. Desde el 1 de enero está permitido su uso en todos los deportes profesionales, pero no el THC. La historia del futbolista argentino que calma sus dolores con marihuana.

Un nuevo paradigma. A la par que muchos países regulan los diversos usos de cannabis, el mundo del deporte se aggiorna a estos nuevos y desprejuiciados tiempos. Desde este año, ningún deportista profesional argentino (y lo mismo ocurre para el resto del mundo) será sancionado por usar marihuana para calmar sus dolores, siempre y cuando lo que consuma (aceite, vaporización, tintura o cremas) no tenga THC, la molécula psicoactiva del cannabis.

La Agencia Mundial de Antidopaje (WADA, sus siglas en inglés) publicó el miércoles 1 de enero la nueva lista de sustancias prohibidas para la competencia y confirmó lo que se había anunciado meses atrás.

En el ítem S5 para cannabinoides, siguen prohibidos la marihuana natural, el hashish (un derivado concentrado del cannabis, de origen árabe, milenario y de uso muy común entre las personas que habitan Europa y Africa) y los productos sintéticos de THC. Sin embargo, y por primera vez en la historia de la WADA, hay una excepción: y es el cannabidiol, o CBD.

Esto significa que “legaliza” el uso del CBD en todas las competencias del planeta, incluidas las que se desarrollan en Argentina. Por lo tanto, a partir de ahora, todos los deportistas nacionales podrán usar el cannabis con CBD exclusivamente para calmar sus dolores sin temor a ser sancionados. Esta determinación incluye, por supuesto, al fútbol profesional argentino.

La decisión fue confirmada a Infobae por Diego Grippo, presidente de la Comisión Nacional Antidopaje, el organismo responsable de la adopción y la puesta en práctica de normas, de la toma de muestras y de la gestión de los resultados vía WADA.

“Funcionamos con la lista oficial de dopaje, tenemos la marihuana prohibida en competición, y lo que podemos ver como nuevo es que está exceptuado el cannabidiol. Concretamente el deportista tiene que saber que está prohibido el THC y cualquier uso médico tiene que consultarlo, ir a la lista y asegurarse de que puede estar permitido, tanto fuera de competición como dentro”, explicó Grippo. Esto significa que a partir de ahora todos podrán usar cannabis con CBD y sin THC: los futbolistas, los basquetbolistas, todos.

Diego Grippo (a la derecha de Ginobili), titular del Comité Nacional Anti Dopaje, fue médico de la Generación Dorada de básquet, un deporte en el que los jugadores usan mucho el cannabis (Foto Archivo GENTE)

Diego Grippo (a la derecha de Ginobili), titular del Comité Nacional Anti Dopaje, fue médico de la Generación Dorada de básquet, un deporte en el que los jugadores usan mucho el cannabis (Foto Archivo GENTE)

La medida era esperada en el mundo del deporte, especialmente por sus protagonistas, siempre cautivos de los medicamentos químicos, los analgésicos y los corticoides para calmar sus dolores.

Muchos más de los que lo admiten públicamente están interesados en usar cannabis, y muchos también ya lo usan cuando están fuera de la temporada de competición, ya que la marihuana no está prohibida en los momentos libres.

Leonardo Di Lorenzo es una de las figuras de Temperley. Surgió en San Lorenzo en el año 2000, tiene 38 años y probablemente se retire al final de la temporada del torneo Nacional de AFA, en junio. Consciente de los riesgos a los que se exponía, el volante no esperó la legalización de WADA para usar aceite con CBD, pero ahora le revela a Infobae que está “feliz” por lo que considera un “notición”.

Durante 2018 el futbolista sufrió una tendinitis al costado de una de sus rodillas, con un dolor que empezó de menor a mayor y que en un momento ya no lo dejaba entrenar con normalidad. Terminaba con mucho dolor y en los partidos le pasaba lo mismo. Era cada vez peor la sensación y entonces el médico del plantel decidió infiltrarlo con corticoide. El efecto analgésico le debía durar un mes. Pero la tercera semana otra vez empezó a sentir dolor. Apenas trataba le dolía. Y Di Lorenzo se encontró en una encrucijada: o volvía a inflitrarse, con las consecuencias que eso tenía para su cuerpo a mediano plazo, o paraba de jugar.

Pero simultánemente, “Tiki tiki”, como es conocido en el mundo del fútbol, le había conseguido aceite a su ex suegro, que tenía problemas de salud. Los resultados, como ya es conocido, fueron buenos con el hombre. Entonces, como no podía más del dolor, Leonardo decidió probar con unas gotas antes de irse a dormir.

Noviembre de 2018, semifinal entre Temperley y Rosario Central: Di Lorenzo abandonó el tratamiento con cannabis para evitar el doping y debió salir del partido por el dolor

Noviembre de 2018, semifinal entre Temperley y Rosario Central: Di Lorenzo abandonó el tratamiento con cannabis para evitar el doping y debió salir del partido por el dolor

“Empecé con las gotitas y me empezó a bajar el dolor”, cuenta a este medio. Pero había un problema. Estaban a poco de jugar la semifinal de la Copa Argentina contra Rosario Central. Y en esas competiciones, donde los ojos del país miran fijo, los controles son más estrictos. Entonces Di Lorenzo abandonó el tratamiento con cannabis “por miedo al doping”. Y le volvió el dolor.

“En el entretiempo con Central me dolía muchísimo y el DT (Cristian Aldirico) me preguntó (cómo estaba). Decidí seguir pero a los 20 minutos me sacó porque no podía más. Perdimos (Temperley cayó por penales). Después de ese partido les conté al técnico y al médico del plantel, les dije que me hacía cargo si salía el doping pero que iba a tomar el aceite porque me hacía bien”, relata.

Y entonces ocurrió: “El dolor desapareció para siempre”, cuenta Di Lorenzo. Y al tiempo tuvo otra tendinitis, pero en uno de sus talones, y el aceite de cannabis le quitó el dolor, aunque esta vez tardó más tiempo en hacer efecto que cuando lo usó para la rodilla.

“Y a partir de ahí no tomé nunca más un antiinflamatorio, porque ya a veces hasta me hacía mal a la panza. Hasta el día de hoy que cualquier dolor que tengo, me dan un diclofenac, lo guardo y no lo tomo. Tengo mil blisters en casa. Yo tomo las gotitas, tres a la noche y chau. Es tremenda la diferencia, es mucho más sano, no tiene contraindicaciones”, dice Leonardo, y aclara: “Lo hablo desde mi experiencia, no desde el saber científico, esto es lo que me tocó vivir”.

Donato Villani, junto a

Donato Villani, junto a “Chiqui” Tapia, presidente de AFA (@DrVillani)

El histórico médico de la AFA, Donato Villani, reconoció ante la consulta de este medio que desde el 1 de enero cambia el paradigma y ya casos como los de Di Lorenzo no podrán ser sancionados. La Asociación del Fútbol Argentino ya sabía de esta novedad desde el anuncio de WADA a mediados de 2019, pero prefirieron la cautela para comunicarlo. “Depende de la WADA o en todo caso del Comité Nacional”, explica Villani.

Coordinador en AFA y “Médico FIFA”, Villani no se expresa del todo conforme con la decisión del organismo internacional: “Todos sabemos que no interfiere en el rendimiento el uso de cannabis. Pero es la puerta de entrada para otras cosas, no me gusta mucho la idea, es una opinión personal. Y no está demostrado que sirva para algo 100% en estos aspectos.”

La idea de la “puerta de entrada” está instalada y es repetida no sólo por médicos. Existe evidencia sobre el efecto positivo del uso de cannabis en casos como la epilepsia refractaria, el tratamiento del dolor, en enfermedades como el cáncer. Hace más de 4.000 años existe información sobre el lado terapéutico de la planta; el primer registro data del Pen T’sao Ching, un herbario difundido 2.500 años antes de Cristo. Pero no hay ningún documento ni evidencia científica que demuestre que el cannabis lleva automáticamente a otras sustancias más peligrosas. Por caso, normalmente una persona prueba antes el tabaco o el alcohol (los más consumidos en el país) y no se habla de éstos como los pasajes previos a “otras drogas”.

El CBD se consume en aceite, cremas, comprimidos e incluso golosinas (REUTERS/Eva Marie Uzcategui)

El CBD se consume en aceite, cremas, comprimidos e incluso golosinas (REUTERS/Eva Marie Uzcategui)

“Lo de ‘la puerta de entrada’ es una repetición de un paradigma que se sabe que no es así. Yo opino todo lo contrario. Cualquier persona que tiene que buscar la manera de conseguir cannabis desde lo ilegal vía narcotráfico, en lugares donde sí que te ofrecen otras cosas, eso es lo peligroso, hacerlo desde la ilegalidad, incluso fumar escondido, es todo horrible. Y si fuera como dicen, pero legal, no habría otra puerta”, responde el futbolista al médico.

Di Lorenzo remarca: “La noticia es buenísima y no creo que nadie que quiera curarse una lesión va a pedir unas gotitas de aceite de cannabis y tres gramos de cocaína. No entiendo el análisis que hacen algunos médicos, parece más la repetición de algo que no entienden. Es un ambiente complicado”.

El CBD es una de las cientos de moléculas (cannabinoides) que componen la planta de cannabis sativa. Y a la vez uno de los más importantes. Fue descubierto en la década del 40 por el científico húngaro israelí Raphael Mechoulam, quien 20 años más tarde también sería el responsable de sintetizar el THC y de saber que existen en el cerebro humano receptores específicos para los cannabinoides.

Según la Organización Mundial de la Salud, el CBD no exhibe efectos negativos por el uso el abuso, ni general potencial dependencia: “A la fecha, no hay evidencia en salud pública de problemas relacionados con el uso del CBD puro”.

Villani, no obstante, entiende que esta decisión de WADA sólo apunta al uso medicinal. “Sí, sí, no van a fumar un porro. Vos te fumás un porro, todos sabemos que no estimula deportivamente y que psicológicamente te saca la tensión. Pero es la puerta de entrada es para otras cosas”, dice Villani.

No le gusta, pero tampoco manifiesta concretamente que se opone. “AFA no tiene más nada que ver con el doping. No controla nada. Lo hace internacional a través de Conmebol y FIFA, y en lo nacional, a través de ONAD, que reporta a la WADA”, explica el médico de AFA. La oficina de este organismo internacional en Sudamérica está en Montenvideo. Y los análisis de las muestras tomadas, por caso, en un partido de fútbol profesional, se mandan a analizar a Los Angeles, Estados Unidos.

Hasta ahora, la WADA castigaba toda molécula de cannabis o cualquier uso de la misma forma. Un futbolista profesional de la Superliga puede ser sancionado por entre dos y cuatro años por un consumo social, como la marihuana o la cocaína.

Olivier Niggli, director de la WADA (REUTERS/Denis Balibouse)

Olivier Niggli, director de la WADA (REUTERS/Denis Balibouse)

La organización internacional está estudiando de todos modos un cambio de modelo en relación con el castigo de consumos sociales, muchos países -incluido Argentina, vía el Comité Nacional- reclaman que se modifique la normal actual. “No puede ser que se separe a un futbolista que en el peor de los casos tiene un consumo problemático y se lo castigue con muchos años sin jugar porque termina siendo el final de la carrera y eso es peor”, comentó un dirigente importante del deporte nacional para quien podrían aplicarse otras sanciones, “como dar charlas en escuelas”.

A pesar de que a partir de ahora los deportistas podrán usar el cannabis sin THC, los que quieran, como Di Lorenzo, se enfrentarán a una (otra) dificultad. Si bien en Argentina es legal el uso medicinal de esta planta, desde su sanción como ley, en marzo de 2017, el Estado hizo más bien poco para garantizar el acceso.

Por ahora el nuevo gobierno no comunicó modificaciones. Por lo tanto, sólo pueden acceder vía un trámite engorroso con la ANMAT pacientes con epilepsia refractaria. Para todos los demás sólo es posible vía los cultivadores solidarios (que también son clandestinos) o comprarlos en Uruguay, donde se fabrican varios medicamentos de cannabis sólo CBD.

Di Lorenzo tiene 38 años y debutó en San Lorenzo en 2000 (Télam)

Di Lorenzo tiene 38 años y debutó en San Lorenzo en 2000 (Télam)

Eso mismo vive Di Lorenzo en los vestuarios de fútbol. “Hay varios compañeros que piden las gotas. Los uruguayos traen de allá porque sabemos que son buenos. Son pibes jóvenes que el riesgo hasta esta resolución era que los castiguen, lo que significa arruinarse la carrera. Pero a veces infiltrarte también te arruina la carrera. Yo arriesgué y usé cannabis. Tenía 37, tengo casi 39 y estoy en el final de la carrera y quiero tomar ese riesgo. Por eso esto es un notición”, dice con entusiasmo.

Di Lorenzo espera que el rumor de cambios en la WADA para 2021 se convierta en verdad. Para este mediocampista excepcional del fútbol argentino por su mirada del mundo (también se manifestó públicamente a favor del aborto legal) el “remedio” de castigar actual a los futbolistas por usar drogas sociales que no mejoran el rendimiento es peor que la enfermedad.

El uso medicinal está aprobado en muchos países del mundo, como en Irak, donde fue tomada esta foto en 2019 (REUTERS/Stelios Misinas)

El uso medicinal está aprobado en muchos países del mundo, como en Irak, donde fue tomada esta foto en 2019 (REUTERS/Stelios Misinas)

“Perjudican al deportista al separarlo de la competencia. Si realmente la persona tiene un problema de adicción, por ejemplo a la cocaína, separarlo de su trabajo, estigmatizarlo y ponerlo en ese lugar le va a hacer horriblemente mal y nada bueno sale de eso. Y si fue algo casual, que salió una noche y aspiró cocaína o fumó un porro, por eso castigarlo hasta cuatro años es algo horrible y sin sentido”, advierte.

Leonardo cuenta que tuvo un compañero en San Lorenzo que lo padeció. “Un pibito que recién empezaba, no estaba concentrado, y lo llamaron porque había un lesionado o enfermo, y el pibe había fumado un porro en la semana, pero no dijo nada, entró 10 minutos, le tocó el doping y se le terminó la carrera. No sé ni donde está ese pibe. No sé cuál es el objetivo y el beneficio de exponer al deportista”, dice el jugador de Temperley, quien, aunque feliz por la noticia, advierte: “El THC también ayuda de manera terapéutica a todas las personas. Ahora vamos por esa aceptación”.