Se trata de la empresa Dulcor que elabora distintos productos, entre los cuales se destacan sus mermeladas y distintas preparaciones para la marca del reconocido nutricionista Dr. Cormillot.

En las últimas horas, la fabricante cordobesa de mermeladas Dulcor entró en default. La compañía, que tiene 57 años de historia, posee su casa matriz en la ciudad de Arroyito, allí donde se levanta el gigante alimentario Arcor. Se trata de la empresa que elabora distintos productos, entre los cuales se destaca su mermelada y distintas preparaciones para la marca del reconocido nutricionista Dr. Cormillot. Su producción, según detallaron, se exporta a 25 países.

A pesar del default, la entidad aclaró que su funcionamiento industrial se está efectuando en condiciones normales, según publicó el diario BAE. Al finalizar el tercer trimestre del año pasado, la compañía tenía un pasivo de $1.060 millones. De ese total, $719 millones son préstamos bancarios y unos $44 millones obligaciones negociables. El resto son deudas con diferentes proveedores.

En los primeros nueve meses del año pasado tuvo una pérdida de $83 millones. Hasta no hace tanto tiempo, la compañía llegó a tener 1.000 empleados y facturar u$s100 millones. En la actualidad exporta a 25 países sus diferentes líneas de productos. Además de los dulces y mermeladas, venden -también en una alianza con Cormillot- el aceto balsámico, las salsas y las aceitunas Vanoli; los grisines y budines Veneziana y las especias y los condimentos Yuspe.