Ocurrió en la mañana de este sábado. El interno recibió siete puñaladas y fue trasladado al hospital Cullen y se encuentra fuera de peligro.


Un preso de la cárcel de Coronda fue trasladado en la mañana de este sábado al hospital José María Cullen de la capital provincial tras recibir siete puñaladas.

El violento ataque ocurrió durante la hora de visita en el penal. Al parecer, el agresor sería un interno de su mismo pabellón.

El interno apuñalado ingresó al hospital consciente y se encuentra fuera de peligro.