Un cortocircuito cerca de un caño de gas causó alarma en el personal del hospital, que decidió sacar a los chicos a la calle con las camillas y los sueros. Luego el inconveniente fue solucionado.

Un cortocircuito y principio de incendio obligó al personal del hospital de Niños Zona Norte a sacar a todos los pacientes, con sus camillas y sus sueros, a la calle. Cortaron la energía eléctrica del edificio por precaución y luego personal especializado solucionó el inconveniente.

Viviana, empleada del hospital, se comunicó con Radio 2 para describir la situación. “Nos dieron las voz de alarma que había sucedido un chispazo acá en la puerta principal del hospital”, aseguró alrededor de las cinco de la tarde.

“Se ve una mancha negra y humo al lado del caño de gas, entró un empleado de mantenimiento y cortó la luz, pero no nos animamos a entrar de nuevo”, apuntó Viviana.

“Así que empezamos a evacuar a los chicos, están con las camillas y los sueros en la vereda”, indicó. También contó que habían llamado a Defensa Civil y a bomberos, que luego llegaron y controlaron el problema, junto a personal de la EPE.