Durante la tarde de este sábado se viralizo que el jugador estaba desaparecido y era buscado por sus familiares. Nunca hubo denuncia, la policía desconoció el origen de los audios y fue el propio jugador el que confirmó que estaba durmiendo en lo de un amigo. Por ende, la única información real es que la incorporación millonaria de Colón no juega ni entrena.

En la tarde de éste sábado se viralizo que la familia de la reciente incorporación de Colon de Santa Fe, Brian Fernández, había hecho una denuncia por paradero para dar con el jugador. Además, circuló un audio vía redes sociales que aseguraba que la policía lo estaba buscando.

El Litoral hablo con altas fuentes policiales de la provincia y de fiscalía y confirmó que nunca hubo denuncia. Y que el audio podía ser apócrifo, aunque no lo negaron.

A las pocas horas amigos y los propios familiares salieron a desmentir vía redes sociales y a brindar la ubicación del joven.

 

 

 

Brian Fernández no entrenó en toda la semana y tampoco viajo con el plantel. Es decir que hasta el momento lo único confirmado es que el jugador no se presentó a su lugar de trabajo.

Es importante aclarar que tampoco se confirmó la existencia de alguna denuncia por hechos de violencia que involucrarían a la familia del jugador, tal como trascendió en los últimos días.

Ante las ausencias a los entrenamientos, en la semana el entrenador sabalero, Diego Osella, fue consultado en conferencia de prensa y declaró: “Brian está con un problema personal que se generó el día lunes y le dimos el permiso para que lo pueda resolver. Es necesario que, como cualquier jugador, arregle su situación personal para después estar bien con nosotros”.

Por su parte, el presidente José Vignatti dijo que mientras estaba en Buenos Aires se enteró de “una situación especial” en torno al futbolista.

“Estamos tratando de resolverlo. Es indudable que la ausencia de Brian genera una preocupación, sabíamos que hay situaciones que son más complejas que otras, hay cuestiones que escapan a nuestras posibilidades, trataremos desde todos los ángulos de aportar lo mejor posible para ayudar a solucionar sus problemas”, agregó.

Se podría decir que este caso entra en la categoría de las denominadas “fake news”: información creada como si fuese real con la intención de desinformar.