El Servicio Meteorológico anuncia para lo que resta de la jornada un incremento de la temperatura y de la nubosidad. Las precipitaciones recién llegarían el miércoles


El domingo promete otra tarde sofocante en Rosario. Luego de una jornada agobiante, con registros térmicos cercanos a 35 grados, el termómetro no dará tregua en las próximas horas y se esperan lluvias recién para mitad de semana.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anuncia para lo que resta del domingo una máxima de 36 grados, con incremento de nubosidad hacia la noche.

El lunes se mantendrán las mismas condiciones aunque la mayor presencia de nubes hará oscilar la temperatura entre los 24 de mínima y los 31 de máxima.

El martes será un día de calor y viento norte y el miércoles llegarían las tormentas con cambio de viento al cuadrante sur. Eso marcaría un decenso –leve– de los registros térmicos al menos por algunas horas.

Evitar golpes de calor

Las autoridades sanitarias recordaron que para prevenir el golpe de calor es necesario ofrecer frecuentemente a los niños líquidos (agua o jugos naturales) y a los lactantes, el pecho.

Además, mencionaron que es importante no proporcionar bebidas muy azucaradas o muy frías, ni comidas calientes y pesadas, así como también incorporar mayor cantidad de sal que lo habitual, bañarlos o mojarlos con frecuencia, evitar los juegos o actividades físicas, seleccionar lugares frescos y ventilados, y vestirlos con ropa amplia, liviana, de algodón y de color claro.

Por último, se recomienda no tomar bebidas alcohólicas, evitar esfuerzos físicos intensos, seleccionar lugares frescos para descansar y sentarse o recostarse cuando se registren mareos. En cuanto a los ancianos, deben descansar en lugares frescos y ventilados, usar prendas livianas y tomar líquidos aunque no manifiesten sed.