El organismo se fundó en 2018 y contó con 8 millones de dólares para diferentes actividades durante el 2019. Mauricio Macri será su nuevo presidente ejecutivo.

En marzo del 2018, el presidente de la FIFA Gianni Infantino decidió darle el nacimiento a la Fundación benéfica del máximo organismo del fútbol con la idea de “paliar los problemas sociales” de diversa índole que afectan a los países más necesitados, pero también con la intención de reparar la infraestructura deportiva dañada en el planeta.

El ex futbolista francés Youri Djorkaeff –campeón del mundo con su país en 1998– es el CEO de la Fundación, que tiene una Junta integrada por el mencionado Infantino, pero también por Sonia Fulford –miembro del Consejo FIFA y que ostenta ser la primera mujer en ser elegida presidenta de la Federación de Fútbol de Islas Turcas y Caicos– y Lydia Nsekera, quien fuera presidente de la Federación de Burundi de fútbol durante nueve años. A partir de hoy, el ex presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, será el presidente ejecutivo.

El organismo cuenta con el apoyo económico de la FIFA –proporcionó una suma inicial de 4.400.000 dólares en su lanzamiento–, pero también tiene otras diversas fuentes para financiamiento como donaciones, herencias, legados u obsequios de todo tipo, según expresan en el informe de actividades de la entidad sin fines de lucro que se lanzó al terminar el año 2018.

La FIFA genera fondos con “eventos, partidos benéficos en los que participan las FIFA Legends y actividades digitales”. ¿Qué son las FIFA Legends? Un programa diseñado para reunir a antiguos jugadores y entrenadores del más alto nivel del fútbol masculino y femenino con el fin de promover y apoyar el fútbol. Diego Maradona era uno de los capitanes del equipo de leyendas, pero renunció a ese rol a mediados del año pasado. “Mandé la carta a Infantino que renunciaba al capitán de las leyendas porque desde que se fueron Blatter y Grondona en la FIFA no cambió nada”, anunció el ídolo argentino en ese momento.

El organigrama de la Fundación FIFA, que marcaba hasta hoy a Infantino como “presidente del patronato de la fundación”, indica que “el presidente y los miembros del patronato de la fundación no reciben remuneración alguna por esta labor”.

La Fundación ostenta como principal fortaleza un “programa comunitario”, que tiene como objetivo impulsar el desarrollo social. Este apoyo está enfocado en entidades legales y registradas con estatus no gubernamental, que sean política y religiosamente independientes y que utilizan el fútbol como medio de transformación, entre otros ítems. En caso de cumplir con el listado de requisitos –entre los que se exige también tener una última facturación anual superior a los 100 mil dólares–, podrán recibir una financiación máxima de 40 mil dólares anuales a lo largo de 24 meses. Aunque también existe una “subvención de segunda división” para entidades con una facturación inferior a los 100 mil dólares, a la que se le otorgará un máximo de 20 mil dólares.

Los pilares exigidos de trabajo: entre los 17 objetivos de la Fundación se resaltan los de “salud y bienestar”, “educación de calidad”, “igualdad de género”, “ciudades y comunidades sostenibles” y “paz, justicia e instituciones sólidas”.

En el 2018, por ejemplo, este programa recibió 152 solicitudes, financió 112 proyectos en 63 países diferentes e invirtió 3.200.000 dólares en ellos. Ya en el 2019, se aprobó un presupuesto total en el 69° Congreso de la FIFA de 8.004 millones de dólares repartidos de la siguiente manera: 4 millones en el programa de “recuperación”, 3,2 millones en el “programa comunitario” y 804 mil dólares en financiar las “giras de los FIFA Legends”.

Mauricio Macri y Gianni Infantino (Prensa Presidencia)

Mauricio Macri y Gianni Infantino (Prensa Presidencia)

El ejercicio mostrado en los informes expresa que los “ingresos totales” de su primer año de vida ascendieron hasta los 4.196 millones de dólares, todos aportados desde la FIFA. Y los gastos fueron por el mismo monto, con un “gasto administrativo” de 18 mil dólares.

Con mucha alegría quiero contarles que la FIFA me ha elegido como el próximo presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, la organización que busca generar un cambio social positivo a través del fútbol y la educación. El fútbol llega a millones de chicos, les enseña valores y les acerca herramientas que los van a acompañar siempre. Es un honor para mí poder trabajar junto a la FIFA para que este deporte que me apasiona les brinde a tantos chicos la oportunidad de educarse y progresar. Estoy muy agradecido con esta muestra de confianza de la FIFA y este reconocimiento a nuestro país. Este es un nuevo rol adicional que desempeñaré con honor, sin descuidar el compromiso que asumí con los argentinos que nos eligieron de seguir representándolos”, señaló por intermedio de sus redes sociales Mauricio Macri, quien en 2019 había recibido la primera edición del premio Living Football Award que otorga FIFA.