Se impuso por 1-6, 6-3, 6-4 y 6-2 ante el suizo, que se quedó después de un buen primer set. La primera semifinal de Grand Slam de Zverev será ante el ganador del choque entre Nadal y Thiem.

El alemán Alexander Zverev se metió en la final del Abierto de Australia al vencer este miércoles al suizo Stanislas Wawrinka por 1-6, 6-3, 6-4 y 6-2, y ahora espera por el ganador del choque entre el español Rafael Nadal y el austriaco Dominic Thiem para saber ante quién definirá el primer Grand Slam del año.

El teutón, séptima raqueta del mundo, dio vuelta la historia luego de que Wawrinka se llevara cómodamente el primer set. Ya desde el inicio del segundo parcial se vio otro Zverev, adaptado a la velocidad y el juego del suizo, y con sólo dos errores no forzados en su cuenta lo cerró por 6-3. Ese fue el comienzo de la remontada ante el campeón de la edición 2014.

“Nadie puede imaginar lo que significa esto para mí. He trabajado duro para mejorar mi servicio y hoy he tenido los frutos de ese trabajo, en el mejor momento, porque es un Grand Slam donde hay que jugar el mejor tenis”, dijo Zverev. El alemán, que ha ganado ya tres títulos de Masters 1000 (Roma 2017, Canadá 2017 y Madrid 2018) y se impuso en el Masters de fin de temporada en Londres en 2018, no había superado nunca los cuartos de final en uno de los grandes torneos. No obstante, cree que el hecho de alcanzar por fin, a sus 22 años, las semifinales de un Grand Slam, no es todavía “el día más bonito de mi vida”.

A la espera de conocer a su rival de semifinales, que saldrá del vencedor del cruce entre Nadal (1°) y Thiem (5°), Zverev ironizó: “Espero verlos durante seis horas y que terminen muy cansados”.