El coronavirus continúa esparciéndose por el mundo. Desde aquel brote desatado en Wuhan, capital de la provincia centrooriental de Hubei en China, la pandemia mortal se ha hecho imparable.

Ya hay un centenar de víctimas fatales por la enfermedad y su contagio alerta a la población mundial. El deporte debió hacer modificaciones en su calendario y suspender hasta nuevo aviso algunas competencias.

El brote del mortal virus en China forzó a la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) a realizar modificaciones en los partidos Liga de Campeones regional. De esta manera, los partidos que inicialmente se iban a jugar en los estadios de los equipos chinos cambiaron de localía.

La organización anunció hoy que van a cambiar la sede de los cruces que se disputen en el país oriental. La fase de grupos, que se llevará a cabo en febrero y marzo, modificará la sede de los encuentros para que no se jueguen en ninguna parte de China e inviertan localía. La AFC expresó que mantuvo “una estrecha consulta” con la Asociación China de Fútbol (CFA) antes de hacer estos cambios.

“La decisión, que también se tomó junto con el resto de los clubes que compiten, es una medida de precaución para garantizar la seguridad y el bienestar de todos los jugadores y equipos participantes en vista del brote actual de coronavirus (en China)”, dijo la AFC en un comunicado.

Por ejemplo, inicialmente FC Seoul -de la K League 1- viajaría a Pekin el 11 de febrero para enfrentar a Beijing FC en su debut de la zona E. En cambio, ese partido se jugará en el Estadio de la Copa Mundial de Seúl en la capital de la República de Corea.

El fútbol femenino, en cuarentena
Cuatro jugadoras de la selección de fútbol femenino de China se perderán los partidos de la fase de grupos de la clasificación asiática para los Juegos Olímpicos de Tokio. Las futbolistas, que no podrán viajar al preolímpico de Australia, deben permanecer en cuarentena por el brote de coronavirus de Wuhan, informó hoy la federación china (CFA).

Según este organismo, las deportistas oriundas de Wuhan -el epicentro del brote- y de la región oriental de Zhejiang -segunda provincia más afectada-, “no podrán unirse al equipo para viajar a Australia debido al control de la epidemia”. La baja más sensible es la de la estrella Wang Shuang, mediocampista de la selección china, multipremiada como mejor jugadora del año y ganadora de dos Superligas de la CFA. Además, entre las convocadas que no podrán asistir al preolímpico se encuentran Yao Wei y Lu Yueyun, de Wuhan, y Li Mengwen, nacida en Zhejiang.

Aunque no presentan síntomas, las autoridades chinas obligan a las cuatro jugadoras a permanecer en cuarentena para descartar que se hayan contagiado. El resto del plantel, que ya se encuentra en Australia, dio negativo en las pruebas de detección de la enfermedad.

La vida en cuarentena: hastío, claustrofobia y un malestar creciente con las autoridades
Inicialmente el preolímpico femenino iba a disputarse en Wuhan, del 3 al 9 de febrero, pero por la pandemia debió ser reubicado. Así recaló en Nanjing pero finalmente se dispuso el traslado a Sidney para llevar a cabo la ronda final del Grupo B, en el que participarán las selecciones femeninas de Australia, China, Taiwán y Tailandia.

Supercopa, postergada hasta nuevo aviso
Con más de 903 casos confirmados en todo el mundo, el coronavirus provocó también la suspensión de la Supercopa china entre Shanghai Shenhua -campeón de Copa- y Guangzhou Evergrande -campeón de Liga-. Este encuentro, que se iba a disputar el 5 de febrero, fue suspendido la semana pasada y aún no hay una fecha de reprogramación. El cruce, que inicia la temporada en del fútbol chino, se iba a llevar a cabo en Suzhou, en el este de China y muy cercano a Shanghai.