Un nene de 5 años ingresó el pasado sábado al hospital de Rafaela por una picadura de alacrán. En el nosocomio se le aplicaron las dosis correspondientes de suero antiescorpiónico.

 

Más tarde ese mismo día, al ver que no respondía al tratamiento, los especialistas decidieron trasladarlo a Cuidados Especiales del Hospital de Niños de la ciudad de Santa Fe.

Tras varias horas en esa unidad sin presentar mejoras, el pequeño fue derivado a terapia intensiva. El tratamiento se realiza con drogas de soporte inotrópico, para mantener el flujo en órganos vitales como ser riñón, cerebro y corazón.

El Dr. Pablo Ledesma, Secretario Técnico de la Dirección Médica Ejecutiva del Alassia, explicó a El Litoral que el niño se encuentra con asistencia respiratoria mecánica ya que está cursando una infección, que resulta relativamente frecuente en pacientes ventilados de este tipo de cuadro.