El Presidente recibió a exportadores e inversores italianos y amplía su agenda en Berlín.

 

El Presidente suma a su agenda con líderes europeos encuentros con directivos de empresas con inversiones en la Argentina. El viernes, durante su visita a la Casa Argentina en Roma, donde dialogó con organismos de Derechos Humanos dio el primer paso y conversó con algunos representantes de empresas italianas con activos en el país.

Se cruzó con uno de los los gerentes de FAAM, la empresa que abrirá una fábrica de baterías de litio en Jujuy, y con un representante de Ghella, la constructora italiana que trabajaba en el ¿ya frustrado? soterramiento del ferrocarril Sarmiento. El gobernador de Jujuy, el radical, Gerardo Morales, festejó la gestión del mandatario argentino en las redes sociales.

Este sábado, luego de una postergación, recibió en la residencia argentina ante la Santa Sede, donde se hospedó, a las autoridades de Sace, el organismo italiano para la promoción de exportaciones. Los técnicos llevaron del organismo, que financia a empresas argentinas que importan productos, maquinaria e insumos italianos, le llevaron una serie de preguntas al Presidente.
Tratan de cubrir el “riesgo Argentina” para las empresas italianas, según algunos de sus representantes. En la Argentina hay cerca de 250 firmas en el país. Tenían preguntas sobre el plan económico de Alberto Fernández, sobre el congelamiento tarifas (a propósito) de la eléctrica ENEL y sobre el cepo. En Sece tenían preocupación por los más de US$ 100 millones con los que financiaron a empresas argentinas; sobre todo para la compra de maquinaria agrícola. También hay firmas interesadas en la represa de Chihuido.

En Alemania, su próxima escala, el Presidente se reunirá con directivos de Volkswagen. El lunes a las 17 (las 13 de Argentina) lo recibirá un alto ejecutivo de la casa matriz y también Pablo Di Si, Presidente y CEO de Volkswagen América Latina, además de Thomas Owsianski, CEO de Volkswagen Argentina. Fernández también se reuniría con directivos de Siemens y en las últimas horas recibió una invitación de Bayer, entre otros colosos privados.

Es casi un hecho que en España y Francia, las paradas finales de esta gira, seguirá manteniendo contactos con privados. Cerca del Presidente se mostraban satisfechos por el interés -más allá de sus dudas- de 4 los países que europeos que más invierten en la Argentina. “Todo suma y todo es importante”, repiten en la comitiva nacional.