La medición corresponde a la Base Esperanza. Es la más alta desde que se registran las temperaturas. El récord anterior era de 17,5º en 2015. En Marambio, la máxima fue de 15,8º.

La Antártida vivió este jueves su jornada más calurosa desde que se tiene registro, ya que superó los 18 grados y quebró la marca de 17,5 del 24 de marzo de 2015.

En ese sentido, este jueves el termómetro se clavó en 18,3 grados en la zona donde está instalada la Base Esperanza de la Argentina.

Este mediodía, la Base #Esperanza registró un nuevo récord histórico (desde 1961) de temperatura, con 18,3°C. Con este valor se supera el récord anterior de 17,5°C del 24 en marzo de 2015. Y no fue el único récord…

Esta marca superó en casi un grado el récord anterior, que se había dado el 24 de marzo de 2015, cuando se registraron 17,5, ya que la temperatura se comenzó a medir, en forma regular en la base, en 1961.

La Base Marambio registró una temperatura máxima de 15,8º, la tercera más alta de la historia, según lo detallado por el meteorólogo residente en el lugar, el cordobés Edgardo Pierobon.

“Es muy atípica la medición, no así la situación meteorológica”, subrayó Pierobon, quien precisó, además, que la máxima promedio en verano es de 1,3º.

“Con casi 16 grados, salís con remera, un saquito y vas tranquilo. Se ha desplegado toda la actividad aérea. Este tiempo nos hace sentir un poquito más cerca del continente”, añadió.

Estas marcas en la Antártida se produjeron en la misma jornada en la que se vive la segunda ola de calor en el área metropolitana de Buenos Aires, donde la sensación térmica llegó a los 42 grados, con una temperatura superior a los 35.