El festival que se supera en convocatoria y oferta año tras año, finalizó su edición 2020 con la presencia de grandes y nuevos artistas.

Este año el Cosquín Rock convocó a 130 mil personas, según contó a Fm Córdoba su productor José Palazzo. En la primera jornada, la de este sábado, habían sido 55 mil las entradas contadas en el ingreso.

Durante el sábado y el domingo, amigos y familias se llegaron hasta el Aeródromo de Santa María de Punilla para disfrutar de la música, ya no solamente del rock, en un evento que cada año reúne a los artistas y bandas más convocantes en un solo lugar.

Organizados en ocho escenarios, el público recorría el predio, que ofrece además gastronomía e intervenciones artísticas y deportivas, para llegar a horario a disfrutar de la música de su banda preferida.

Entre los más convocantes del domingo estuvieron, Ciro y Los Persas que cantaron alrededor de las 22 horas y le siguieron Los Caballeros de la Quema, en un show que fue histórico: “Es nuestro primer Cosquín, estamos debutando a los 50 años. Va a ser una noche muy especial para nosotros”, dijo Iván Noble sobre el escenario Norte y cantó cada uno de sus clásicos.

Mientras, en el escenario Sur, las nuevas generaciones bailaban al ritmo de Cazzu, Duki y Babasónicos.

Pasada la medianoche, tocaron como en casa, Las Pelotas, la única banda presente en cada uno de los 20 festivales y un rato antes, La Vela Puerca, banda uruguaya que habitué del Cosquín.

El cierre estuvo a cargo de Los Ratones Paranoicos y la actuación de Celeste Carballo en el espacio, La Casita del Blues, fueron otros de los destacados de la última jornada que se despidió anunciando que, en octubre, el Cosquín continuará celebrando sus dos décadas, pero en Buenos Aires.