Luego de la derrota ante River, el plantel rojiblanco vuelve este lunes a los entrenamientos, con la certeza del regreso del capitán Jonathan Bottinelli y con la decisión de Leonardo Madelón de no apelar a la rotación.

Unión se encuentra en un proceso de reconstrucción deportiva, más allá que está atravesando uno de los años más importantes de su historia con su segunda participación consecutiva en un torneo internacional, como lo es la Copa Sudamericana, donde viene de golear en el partido de ida de la Fase 1 frente a Atlético Mineiro por 3-0, en el 15 de Abril.

Es que en el ultimo mercado de pases perdió a cuatro jugadores que eran muy importantes en lo que pretendía Leonardo Madelón de su equipo como Juan Ignacio Cavallaro (se fue a Tigre), Damián Martínez (fue comprado por Rosario Central), Nelson Acevedo (pasó a préstamo a Defensa) y Yeimar Gómez Andrade (ejecutó la cláusula de salida y se fue a jugar al Seattle de la MLS de Estados Unidos).

Así y todo, tuvo un gran arranque frente a Argentinos, quien llegó como líder a Santa Fe y se fue con una derrota por 1-0, mientras que en lo que siguió de la Superliga cayó sucesivamente frente a Estudiantes, en La Plata, y contra el puntero River, en el estadio de la Avenida.

Sin embargo, ante el Millonario dejó una gran imagen, ya que a pesar de haberse quedado con las manos vacías, el DT tatengue estuvo muy cerca de ganarle el duelo táctico a Marcelo Gallardo, quien en el transcurso del primer tiempo tuvo que realizar un cambio de nombre y estrategia debido a lo complicado que se le hizo el partido.

De hecho Unión comenzó ganando, pero no lo pudo sostener al triunfo debido a la gran jerarquía del conjunto de Núñez, quien se iluminó dos veces para dar vuelta el marcador y tuvo un toque de fortuna para llevarse todo desde Santa Fe y mantener la ventaja frente a su escolta Boca.

Para el Tate ahora se viene por delante el encuentro ante el necesitado Patronato, en el Presbítero Bartolomé Grella, que se disputará el próximo viernes desde las 19, en el inicio de la fecha 20 de la Superliga.

Para este cotejo, el entrenador rojiblanco adelantó que no habrá rotación y que a partir del miércoles irá perfilando el mejor equipo para intentar volver al triunfo en el certamen doméstico, para que su promedio no se debilite y para hacer uno de los últimos intentos en su afán por acercarse a los puestos de copas (2021).

De cara al duelo en Paraná, la buena noticia tiene que ver con que estará a disposición el capitán Jonathan Bottinelli, quien se perdió el encuentro frente a River tras haber sido expulsado en la fecha anterior en la derrota contra el Pincha.

Seguramente el DT vuelva al sistema 4-4-2, para sustituir al 5-4-1 que planificó para enfrentar al puntero del campeonato, con lo cual la vuelta del capitán tatengue sería por Francisco Gerometta. En tanto que habrá que ver si se inclina por Gabriel Carabajal o Federico Milo por la izquierda.

Por la derecha del mediocampo arrancaría nuevamente el uruguayo Javier Cabrera, aunque no sería descabellado que siga en esa posición Ezequiel Bonifacio o hasta que se plante Carabajal, producto del gran desgaste físico que hizo el jugador que viene de militar en el Melbourne de Australia.

También volvería una dupla ofensiva, con lo cual seguramente Franco Troyansky para acompañar a Walter Bou, más allá que como el mismo Madelón lo manifestó, el entrerriano fue reemplazado en el segundo tiempo del encuentro del pasado domingo con una sobrecarga en la zona de los aductores.

Si bien es apresurado mencionar una formación titular, está claro que Bottinelli ingresará por Gerometta, mientras que Troyansky ingresaría por Bonifacio y habría tres nombres para un lugar: Cabrera, Corvalán o Milo.